Vídeo de la semana

Todo amor

Ana Rosa conecta desde su casa para enseñarnos a su adorable mascota

La periodista se recupera de la faringitis que padece y que la ha hecho ausentarse del trabajo

Ana Rosa Quintana
Telecinco

Ana Rosa Quintana pensaba que  el viernes ya estaría en disposición de volver al trabajo, después de que dos días antes tuviera que ausentarse en pleno directo por afonía y tos. ''Gracias a todos los que os habéis preocupado. Es una simple faringitis, por lo demás me encuentro estupendamente. Espero estar pasado mañana en directo'', escribía en su Twitter la presentadora para tranquilizar a todos los telespectadores. Sin embargo, no ha podido ser, el médico le ha mandado reposo y quedarse en casa descansando hasta el próximo lunes para estar en perfectas condiciones físicas en su regreso al programa matinal de Telecinco. Ante esta imposibilidad de estar en plató, Ana Rosa  conectó por videollamada desde el saltón de su casa y lo hizo con un acompañante inesperado, que le quitó protagonismo a la `reina´ de las mañanas en televisión.

La presentadora estuvo hablando con Patricia Pardo, su sustituta en plató durante el tiempo que ella permanece de baja. "Me encuentro estupendamente. Ha sido una afonía como tantas otras veces, lo que pasa es que me han recomendado que no fuerce para que no vuelva a montar el show como el otro día, que me quedé sin voz en mitad del programa".  Es cierto que Ana Rosa intentó seguir en el programa el miércoles 22 de abril hasta el final, pero le fue imposible. Así, ya se está tomando el antihistamínico para la alergia que le afecta todos los años y su voz se notaba mucho más clara en la videollamada desde su hogar en Madrid.

Ana Rosa Quintana
Telecinco

"Es una faringitis, los alérgicos me entenderán. Nunca me he quedado sin voz, eso es verdad, pero hay que tener en cuenta que en estos tiempos se fuerza mucho, porque son muchas horas en directo, y hay mucho estrés", aseguraba la presentadora a la que se la veía muy animada y con ganas de regresar al trabajo. "Yo hoy podía haber ido, pero no me han dejado. Ha sido un ejercicio de responsabilidad",  fue en ese momento cuando su perrito Harry apareció en escena. Algunos de los colaboradores dijeron que era ''el perro más bonito de España'' y tuvimos ocasión de comprobarlo, mientras lo tenía cogido en sus brazos.

Demostrando que lleva sangre de periodista en sus venas no pudo evitar hacer un apunte sobre las cifras  de fallecidos y  afectados por el coronavirus. "Es verdad que hoy ha bajado la cifra y me alegro muchísimo, pero todavía son muchas las personas que están perdiendo la vida e inmenso el dolor de muchas familias" y añadió: "Nos quedan muchas cosas por hacer y hace falta que se pongan de acuerdo. Los que estamos en casa necesitamos saber que va todo el mundo a una". En este tiempo que está pasando en casa junto a su marido, Juan Muñoz, y sus hijos, los mellizos Jaime y Juan, se ha dado cuenta de lo bien que se portan los jóvenes y así lo ha manifestado abiertamente. "Los niños se están portando maravillosamente, pero los adolescentes están dando un ejemplo de responsabilidad impresionante. No reclaman nada, no preguntan si pueden salir... Están asumiendo que lo está ocurriendo es una cosa muy seria y yo creo que su forma de ayudar es ser responsables, hacer sus clases, jugar con los videojuegos y tener paz en la casa, que también hace falta un poquito de armonía". Ana Rosa despidió  la llamada emplazando a los telespectadores a que la vean la próxima semana. "Espero poder estar a vuestra altura el lunes".

 

Continúa leyendo