Policía y cerrajero incluido

La anécdota más surrealista y alarmante del Dioni en televisión

El exvigilante de seguridad ha sido el tercer anfitrión de ‘Ven a cenar conmigo: Gourmet Edition’ y ha deleitado a sus comensales con la velada más surrealista y auténtica de las cuatro temporadas.

La magnífica cena de Bibiana Fernández en ‘Ven a cenar conmigo: Gourmet Edition’ la pasada semana, nos dejaba mil anécdotas que jamás podríamos haber imaginado. Por si esto fuera poco, el siguiente anfitrión ha sido El Dioni y no ha querido que su velada sea menos interesante. Sus invitados, Carmen Borrego, Víctor Sandoval y Bibiana Fernández, no tenían las espectativas muy altas con el exvigilante de seguridad. Algo fácil de comprender si el chef empieza a preparar su menú diciendo lo que mejor se le da, y de lo que ha vivido meses, son las sopas de sobre. Aunque ha confesado que se esforzó por aprender a cocinar a raíz de su divorcio y que ahora es todo un experto.

Con la llegada de todos los invitados a la casa del Dioni se daba paso a una de las veladas más memorables de ‘Ven a cenar conmigo: Gourmet Edition’. De aperitivo un enorme plato de torreznos, algo “ligerito”, pero que no se preocupen, para poder quitarse la grasa de más de las manos el anfitrión lo tenía todo pensado, unas maravillosas servilletas emulando billetes para dar un toque de humor a la anécdota que le dio la fama. Esto ha dado paso a rememorar y contar a sus comensales todos los detalles del momento, del que guarda un detalle como recuerdo.

El Dioni
mitele

Se trata de unas esposas que se negó a poner en su entrada al juicio hace 26 años. Un regalo que le acabó haciendo el mismo policía que lo acompañó al Supremo. Carmen Borrego ha querido ir más allá y ha preguntado al exvigilante de seguridad cómo se procede a poner unas esposas. Ni corto ni perezoso, en cuestión de segundos ya le había hecho una demostración pero… ¿el fallo? No había comprobado si tenía llaves para quitárselas.

La calma ha llegado tras encontrar un llavero con la que él aseguraba que era la llave, pero no era momento de cantar victoria. La llave no funcionaba y El Dioni ha comenzado a tener sudores fríos al recordar su pasado. “No pasa nada, eso es un complemento para vestir, como una pulsera” le ha tranquilizado Bibiana. El intento de ayuda por parte de todos los comensales ha fracasado y ya solo quedaba una posibilidad, llamar a la policía

El Dioni
mitele

Con la llegada del primer plato, una sopa de mariscos, aparecía el invitado sorpresa. El amigo del Dioni y policía de profesión, que se unía al intento de quitar las esposas al exvigilante. Otro intento nulo que le ha llevado a preparar el segundo plato con el complemento de moda perfecto, las esposas. Pero se negaba a presentar el postre con ellas puestas, por lo que ha llamado a su cerrajero particular para que este le diera una solución. “Juanito el cerrajero” ha ido a tiro fijo, cortar con una radial. Un momento que se ha convertido en el espectáculo de la noche y que ninguno de sus comensales se ha querido perder.

Un final feliz que permitido al anfitrión servir su postre, un sorbete, con las manos libres y cerrando así la velada más surrealista y auténtica de las cuatro temporadas de ‘Ven a cenar conmigo: Gourmet Edition’.

Continúa leyendo