El programa continúa

Dos concursantes de 'Supervivientes' vuelven a España por el coronavirus

Se trata de dos concursantes que ya habían sido expulsados y que ahora vuelven junto a turistas españoles que estaban atrapados en Honduras.

La expansión del coronavirus nos está afectando a varios niveles, ahora también llega al mundo de la televisión. Hace días se despertó el rumor de la cancelación del concurso de ‘Supervivientes’, algo que de momento no ha llegado pero que empieza a dar los primeros indicios. Lara Álvarez ya informó a los concursantes del estado de alarma en nuestro país, algo que encajaron más o menos bien todos los supervivientes a excepción de Rocío Flores, que nos sorprendía rogando noticias de su madre, Rocío Carrasco, con la que lleva años sin dirigirse la palabra.

Ayer mismo fuentes de Exteriores confirmaban que al menos dos concursantes que ya habían sido expulsados pondrían rumbo a España. El viaje se realizaría en un vuelo que el ministerio y la aerolínea Air Europa han fletado a Honduras con el objetivo de repatriar a los españoles que quedaron atrapados en la isla. Fuentes cercanas al ministerio aseguraban “traemos a algunos de los concursantes eliminados, pero parte importante del equipo de producción y el resto de concursantes han decidido quedarse para intentar completar el concurso”.

Por el momento, el Gobierno no obliga a volver a España, aunque dada la situación puede que sea lo más recomendable. Al no haber obligación estricta, el programa ha decidido que los concursantes continúen su aventura en Honduras, rechazando la opción de volver a España ante la medida del Gobierno al “activar el Mecanismo Europeo de Protección Civil para hacer una operación en Centroamérica que permitiría dar salida a 400 turistas españoles que se encuentran en Guatemala, El Salvador y Honduras”. La previsión era aterrizar en Madrid esta misma mañana.

Ahora sí que podemos hablar de la edición más extrema de la historia de ‘Supervivientes’. A la pandemia se suma las fuertes tormentas que han vivido en la isla, que incluso hizo que fueran evacuados en una ocasión porque era demasiado peligroso permanecer ahí. De ahora en adelante, los expulsados no podrán abandonar Honduras y permanecerán en la isla con el resto del equipo formado por 125 personas que siguen trabajando a pesar de la situación.

El pasado jueves tuvo lugar la última gala en la que los concursantes se sometieron a la prueba de apnea. Albert Barranco resultó ganador convirtiéndose en líder tras la unificación. Durante las nominaciones, fue el encargado de desempatar entre Ferre y Fani y se decantó por dejar nominada a esta última. Los telespectadores decidieron enviar a Nyno y Cristian Suescun a Playa Desvalida, donde se reencontraron con sus antiguos compañeros de concurso.

Durante estos días, las conexiones con los familiares y amigos de los supervivientes se están realizando por videollamada, una de las consecuencias de la pandemia actual. A pesar de la situación, Jorge Javier Vázquez y los concursantes siguen dándolo todo cada día y, por supuesto, siguen discutiendo. En la última gala Fani y Rocío se enfrentaron a Nyno y a Jorge por la “obsesión” que tienen con la comida, una actitud que provocó una sanción por parte de la productora cuando Jorge se escondió una alita de pollo en el bolsillo.

Continúa leyendo