Fogones al rojo vivo

Los aspirantes de ‘Masterchef 8’ se rebelan contra Jordi Cruz: ''A lo mejor eres muy pijo''

Iván y Saray fueron los cabecillas de la trifulca tras las valoraciones del juez en la prueba de exteriores

Los aspirantes de la octava edición de ‘Masterchef’ vienen pisando fuerte, y solo han tardado dos programas en mostrar sus caracteres. La rebelión quedó servida en el ‘talent’ culinario después de que la prueba exteriores no saliera como esperaban los integrantes del equipo azul. El grupo liderado por Adrienne tuvo que preparar un rape en tempura y presa ibérica con puré para 100 comensales, y el resultado disgustó al jurado, pero muy especialmente a los comensales, que no pudieron disfrutar del menú ideado para la ocasión. Por un lado el pescado quedó con un sencillo rebozado en harina, y por otro la carne se pasó de cocción y terminó totalmente quemada. Todo por una desorganización en cocinas. Mientras que la belga mostraba su falta de liderazgo, Iván y José Mari protagonizaban una “pelea de gallos” por hacerse con el control de la faena. Resultado: platos incomibles, jueces cabreados y concursantes con los cuchillos en alto.

Masterchef 8
TVE

Tras limpiar las cocinas fue el momento de conocer la opinión del jurado. Adrienne, Iván, José Mari, Albert, Saray, Michael, Luna y Mónica, se toparon de bruces con la realidad cuando Jordi Cruz les entregó el delantal negro, sin valorar al equipo rojo. “Vais los ocho directos a la prueba de eliminación. Todo estaba malo y mal servido, tenía innumerables fallos”, les dijo el juez muy enfadado. Pero lejos de admitir que el cocinado no había sido óptimo, Iván fue el primero en cuestionarle. El chef Estrella Michelín no daba crédito y tiró de ironía en su respuesta: “Entiendo que me discutas a mí, a mis 28 años de oficio por que hoy no tienes el día, pero no puedes discutir a los comensales”. Sin amedrentarse, el gallego continuaba defendiendo su trabajo y el del resto de sus compañeros, provocando que Pepe Rodríguez entrase en acción. “Iván, ¿cuántos años tienes?¿Crees que el rape que has sacado era en tempura?”. Y siguió enumerando los fallos que habían encontrado en su cocinado: “El aguacate está salado, la carne no está perfecta, no sé si me entiendes”.

Masterchef 8
TVE

Ahí no acabó la cosa y el ambiente se ponía al rojo vivo con un Iván retando a sus profesores: “Me gustaría tener un trozo de carne aquí para valorar lo que me estáis diciendo. No puedo daros la razón si no creo que la tengáis”. Fue en ese momento cuando Saray se envalentonó y quiso apoyar a su compañero: “La carne no era una porquería”. Viendo que los aspirantes no iban a dar su brazo a torcer Cruz sacó toda la artillería pesada: “Saray quizá tú no tienes paladar, tienes una alcantarilla y no pasa nada”, le espetó contestando a la concursante. Aunque la aspirante a cocinera no destaca precisamente por su destreza en los fogones, tampoco se quedó callada tras la respuesta del chef: “A lo mejor es que tú eres muy pijo y tienes el paladar muy repulido y estás acostumbrado a comer caviar”. Ante esta contestación Pepe defendió a su colega: “Saray, nos encantaría tener tu criterio como una fuente de valor, pero no lo es”, zanjaba el juez.

Continúa leyendo