Lo tiene claro

Rocío Carrasco en su documental: ‘Siempre me he considerado una buena madre’

Los capítulos 2 y 3 del documental hablan de una Rocío Jurado "acojonada" por Antonio David Flores, una infidelidad continuada y un embarazo lleno de ataques de pánico.

Rocío Carrasco ha vivida cuestionada por su papel de madre y ayer en su documental ‘Rocío. Contar la verdad para seguir viva’ quiso ser tajante con este tema "Yo si algo me considero en la vida es buena madre porque yo me he puesto por delante de mis hijos siempre para que a ellos no les rozara ni el aire. Yo he estado malviviendo 20 años con tal de no contribuir al sufrimiento de los niños. Me han arrancado de cuajo lo más importante que tiene una mujer, que bajo mi punto de vista, son sus hijos", unas palabras que dan a entender que se ha alejado de ellos por su propio bien.

Rocío Carrasco, Rocío Flores y Antonio David Flores
Gtres

No fue la única bomba que soltó, según ella su ex marido buscaba a toda costa dejarla embarazada y lanzó esta sentencia sobre el nacimiento de su hija Rocío Flores: "Él estaba loco de contento... No sé si fue el día más feliz de su vida, pero el día que se aseguró el futuro sí". Después llegaba una de las partes más duras del relato, su segundo embarazo. Antonio David le fue infiel con una camarera de Chipiona llamada Sonsoles, a la que ella tuvo que ver besando a su marido cuando estaba embarazada de cuatro meses "En ese mismo instante decido que yo me separo. No sabía cómo ni cuándo pero que eso se había terminado sí, se había terminado".

Rocío tardó un tiempo en separarse completamente del ex guardia civil y fue, tras dar a luz a su hijo David, cuando tomó la decisión definitiva sin esperar la fuerte reacción de Antonio David. "Entró en cólera y empezó a gritarme y a decirme '¿te vas a separar?', le dije que sí y me dijo 'Rociíto, pues te vas a cagar, no vas a saber de dónde te van a venir. Te vas a levantar de una y te va a venir otra", unas amenazas que se produjeron en casa de Rocío Jurado que se encaró con él "Mi madre empezó a subir las escaleras como un caballo de carreras. '¿Que mi hija qué?' gritaba, pero cuando llegó a la puerta él le dijo 'tú te callas Rocío Jurado, tú no conoces a Antonio David Flores'. Y ahí la acojonó. Y se calló, se dio la vuelta y se fue”. Un relato que sorprendió mucho, dada la imagen de mujer echada para adelante que tenemos de la cantante.

Rocío Jurado, Rocío Carrasco y Antonio David FLores
Gtres

 Carrasco lamentaba que esta fuera “la única verdad que ha dicho” porque finalmente ha conseguido quedarse con sus dos hijos y dejarla sola como madre. De la misma manera que en los dos primeros capítulos, Rocío era un mar de lágrimas a lo largo de todo el relato, especialmente cuando el tema tocaba a alguno de sus hijos. Se emocionaba al decir que su hija Rocío era “como una muñeca” y su hijo David un “ser de luz” como le llamaba su abuela, Rocío Jurado. Por el momento, Rocío Flores sigue sin pronunciarse ni posicionarse respecto a las duras palabras de su madre.

Continúa leyendo