Se desmorona

Rocío Carrasco narra el infierno al que le llevó su relación con Antonio David

"No tiene piedad ni para con sus hijos, no le ha importado el bienestar de sus hijos nunca"

Por fin hemos podido escuchar a Rocío Carrasco hablando del infierno que ha vivido en estos últimos 25 años. En Telecinco, este domingo, se pudieron ver dos de los ocho capítulos de la docu-serie que gira en torno a la vida de la hija de Rocío Jurado y Pedro Carrasco. Sus palabras no han dejado indiferente a nadie, dado que nos ha hecho partícipes del sufrimiento que lleva dentro y que ahora ha querido compartir con todos los telespectadores. En el capítulo 0 explica el motivo por el que tomó la decisión de hablar ahora y no antes. Todo ello tiene que ver con lo que ocurrió el 5 de agosto de 2019 en que intentó suicidarse con ingesta de pastillas. Carrasco también desveló detalles sobre su separación de Antonio David Flores y el deterioro de la relación con sus hijos. Todo ello lo ha hecho con pruebas, que se han ido mostrando en la pequeña pantalla. Se han vivido momentos muy duros, pues con el rostro lleno de lágrimas y casi sin poder hablar, Rocío intentaba explicar  algunos detalles que nos ayudan a entender el motivo por el que ha guardado silencio durante todo este tiempo.

Rocío Carrasco
Telecinco

"Antes del día 5 de agosto, ponen en mi conocimiento que mi hija va a ir a defender a su padre al plató de ‘Gran Hermano VIP’ porque él entra en el programa. Yo en ese momento no estoy bien emocionalmente por todo lo que llevo pasado. Nadie lo sabe, pero llevo en tratamiento psiquiátrico y psicológico desde el año 2011, con un tratamiento fuerte y con un diagnóstico bastante fuerte. Síndrome ansioso depresivo moderado y grave cronificado en el tiempo", reveló. "Yo vengo de estar hundida durante mucho tiempo, de tener que hacer un ejercicio descomunal cada vez que salía a la calle, de no querer salir de mi casa, de no poder desarrollar mi vida normal como una persona normal. Y de repente me llega esa noticia. Por mi cabeza empiezan a pasar todos los 20 años anteriores y todo lo que se me venía encima otra vez, pero ya con un elemento mayor que era mi hija en un plató defendiendo a su padre", explica Rocío sobre el detonante que la hizo intentar acabar con su vida.

Rocío Carrasco
Telecinco

"Yo no veía a mi hija desde el 27 de julio de 2012. No estaba preparada, pero mucho menos estaba preparada para ver lo que iba a defender. Lo que tenía claro es que no quería ver lo que venía. No quería volver a sentir miedo, vergüenza, sintiéndome cuestionada por todo el mundo. Y ese día, 5 de agosto, decidí que no quería seguir viviendo. Decidí que yo no quiero, que yo ya había hecho todo lo posible porque todo eso cesase y había puesto en conocimiento de la justicia una actitud y una serie de actitudes que yo consideraba maltrato. Y decidí que no quería seguir viviendo de esa manera. Y que la única manera de que todo eso terminara era quitándome de en medio", asegura Rocío quien reconocer que tras mucho tiempo sin poder hablar sobre el tema, ahora se encuentra mucho más fuerte y quiere compartir con todos lo ocurrido.

 

Rocío Carrasco
Telecinco

"Me tomé varias pastillas diferentes" y continúa explicando: "Me salvó Fidel. Yo no recuerdo nada. En urgencias me preguntan y yo digo que ‘en algún momento lo voy a conseguir’ y que siempre me quedaba el puente de Segovia para tirarme. Y me ingresan en otro hospital que tenía otra planta para eso. En ese hospital es donde yo tomo conciencia de la barbaridad que había hecho y que quería hacer. Me doy cuenta en ese momento de lo que he hecho. Y me parece que era una soberana putada para los míos. Pero en ese momento, no piensas en nada ni en nadie. Lo único en lo que piensas es que no quieres volver a pasar por lo mismo".

 

Rocío Carrasco
Telecinco

Rocío aclaró algunos detalles sobre la difícil situación que vivía con Antonio David, tras su separación. "Él me increpaba y me insultaba y aprovechaba esas tomas de contacto para insultarme y para decirme ‘te los voy a quitar, te van a odiar, hija de p***, voy a hacer que te odien’. Ellos no tenían edad de mentiras, ellos tenían edad de vivir. Y cuando fueran adolescentes estaban en edad de disfrutar, de estudiar, de viajar… a Rocío la hacen responsable de su hermano, de su padre, de muchas cosas que por edad no le tenían que haber hecho. Cortó el vínculo materno, a mí me lo quitó. Ha ido propagándose por España entera de padre moderno y maravilloso. A él solo le importa él, no le importa nada más. Mis hijos han crecido con lo mismo que han crecido el mundo entero, con esa versión".

 

Rocío Carrasco
Telecinco

Ante los comentarios continuados de que es una mala madre, Rocío con lágrimas en los ojos decía: "yo lo único que espero es que se sepa la verdad, contrastada, documentada, probada. Aquí no hay tu verdad, mi verdad. Aquí hay una verdad. Yo no espero que le ocurra nada, simplemente espero que me deje tranquila. Yo casi que prefiero que… que sigan creyendo en la versión que tienen, porque el día que mi hija se dé cuenta de todo lo que ha pasado y de lo que ella ha formado parte, y de quién es su padre realmente, va a ser el peor día de su vida. Y no me gustaría que sufriera", y añade: "mi hija se fue de mi casa con 15 años. A mí nadie me va a devolver todo lo que yo por culpa de esta persona no he tenido en mi vida. A mí nadie me va a devolver… Quiero paz. Quiero que se sepa la verdad. Quiero que se haga justicia. Que se sepa la verdad, la única que hay. Quiero vivir con lo que me queda, porque lo otro ya no lo tengo ni lo voy a tener. A mí se me ha coartado como madre, en la educación de mis hijos, como mujer, como persona, todo en mi vida. Se me ha arrancado la posibilidad de hacer mil cosas en mi vida, y se me ha quitado lo más grande que tiene una madre que son sus hijos. No quiero nada. Quiero que se haga justicia".

Rocío Carrasco
Telecinco

Rocío considera que el culpable de toda esta situación a la que se ha llegado tiene nombre y apellidos. "No tiene piedad ni para con sus hijos, no le ha importado el bienestar de sus hijos nunca. Eso no se hace con una criatura de 5 años, no le puedes quitar su figura materna con 5 años, con la que ella moría. No lo puedes hacer, y eso es lo que ha hecho. Ella quería estar conmigo. Ella le dice a la psicóloga que cuando su padre va a recogerla hay prensa, que no le gusta, pero que eso es lo que hay. Tenía pasión con su madre, que soy yo. Que la que la ha parido he sido yo. Yo soy víctima, pero ellos también son víctimas. Ellos también son víctimas de una mente diabólica. Él ha conseguido lo que me dijo cuando me fui a separar: ‘te vas a cagar, Rociíto’. Me ha quitado a lo más importante que tengo en mi vida, que son mis hijos. Y no me los ha quitado, han hecho que me odien y que tengan esa imagen de mí, que es mucho más cruel". Esto le llevó a asegurar: "Yo he tenido a mis hijos muertos en vida. He tenido que hacer como que no los tengo, estando vivos. Y haciéndolos partícipes de cosas que no tienen que ser partícipes. Y ensuciando su mente".

Continúa leyendo