Marie Claire

De Sophia Loren a Catherine Deneuve: la relación de Yves Saint Laurent con el cine

Puede que sea por la química entre las actrices y el diseñador o por la rentable relación entre el director y el creador, pero lo cierto es que la historia de Yves Saint Laurent y el cine es de amor correspondido y mucho arte.

Yves Saint Laurent fue muchas cosas a lo largo de su intensa, pero muy bien aprovechada vida: un genio, un niño prodigio y un artista, cuya luz se apagó el 1 de junio de 2008. Es, sin duda, uno de los grandes diseñadores del siglo XX. En palabras del propio Pierre Bergé, Saint Laurent fue, junto a Coco Chanel, el único modisto de nuestro tiempo cuya obra trasciende los propósitos estéticos para alcanzar los sociales, sirviendo a la mujer moderna, trabajadora y de personalidad definida, no solo a las "señoras ricas" que acudían a los desfiles de Dior o de Balenciaga.
Valerie Steele, directora y comisaria jefe del museo Fashion Institute of Technology, en Nueva York, dijo en una ocasión: "Era como Picasso". "La forma en que transformó el estilo de la mujer tuvo un impacto de gran calado en la moda". Desde su primera colección como director creativo de Dior, con tan solo 21 años, hasta Le Smoking, sus blusas con transparencias, pantalones, y su defensa de la mujer y de la diversidad, Yves Saint Laurent fue un verdadero adelantado a su tiempo. Tan grande fue su figura, que muy a su pesar, en 1987 y a la edad de 47 años, se convirtió en el primer diseñador vivo en presenciar su propia retrospectiva de moda en el Costume Institute del Metropolitan Museum of Art, en Nueva York.
Antes de fundar su propia maison trabajó para el diseñador más reputado del momento, Christian Dior. En 1955, un joven Saint Laurent de 19 años se armó de valor y, junto a su madre, viajó desde Argelia hasta la Avenue Montaigne de París con el propósito de enseñar sus dibujos a Monsieur Dior, y este le contrató. Sin embargo, en 1957 su vida dio un giro inesperado cuando Christian Dior murió de un repentino ataque al corazón, él entonces tenía 21 años y fue nombrado director creativo de la firma. Su debut con la línea Trapeze en 1958 fue un éxito. En lugar de la silueta ceñida de su maestro, Saint Laurent decidió prescindir de tela y creó una imagen más ligera y fluida de la mujer.
Previo a que Saint Laurent entrara en el terreno de juego, las mujeres ya se habían enfundado un traje por primera vez, pero como dijo Pierre Bergé en una ocasión: "Gabrielle Chanel dio libertad a las mujeres. Yves Saint Laurent les dio poder". "Quería que las mujeres tuvieran el mismo vestuario básico que un hombre", dijo el diseñador a The Observer en 1977. "Blazer, pantalón y traje. Son tan funcionales. Creía que las mujeres querían esto y tenía razón".
La sinergia entre moda y arte es ahora algo muy común en los diseñadores, pero Yves Saint Laurent fue uno de los primeros en materializarlo y llevarlo a la pasarela. Vincent van Gogh, Andy Warhol, amigo íntimo del diseñador; Pablo Picasso, Mondrian, Matisse y el trabajo de Georges Braque fueron su base de inspiración. La más famosa de todas fue su colección de 1965, bautizada con el nombre del artista Mondrian, que incluía seis vestidos de corte clásico confeccionados con la personalidad del pintor. El artista, afín al neoplasticismo, negó y rechazó la tradición como modelo y dedicó su trayectoria a lograr reducir el arte a sus elementos básicos: la línea, el color y la forma.
Otra de las facetas que trascendió en su carrera fue como diseñador de vestuario. El cine clásico nos brinda la oportunidad de conocer un poco más sobre este genio de la moda y su repercusión en el séptimo arte. Desde Sophia Loren y Claudia Cardinale hasta Catherine Deneuve, su eterna musa, y Romy Schneider, el creador dejó su eterna huella en la historia del cine, que atestigua su gran capacidad para comprender las necesidades y el cuerpo de la mujer. Estas son algunas de las que han dejado mejor recuerdo para la historia.
tracking