Marie Claire

Los bolsos más bonitos de las firmas de lujo que bien merecen una inversión (pero que no te costarán una fortuna)

Estos complementos ya han alcanzado la categoría de objetos de culto por su potencial viral y su versatilidad a la hora de formar parte de mil y un estilismos. ¿Lo mejor de todo? Que a pesar de ser piezas de diseño y artesanales, sus precios quedan muy, muy lejos de las cuatro cifras.

Si nos remontamos al principio del nuevo milenio, la oferta de bolsos dejaba mucho que desear. Por una parte, existía una gran cantidad de bolsos low cost acorde con las tendencias que duraban exactamente eso: una temporada (dos a lo sumo). En el otro lado del ring, una mezcla heterogénea de piezas de alta gama que toda seguidora de la moda codiciaba con fervor y con la que soñábamos con que un día, tal vez, formaría parte de nuestro armario después de meses (¡años!) añadiendo dinero en la hucha. Tras este esfuerzo, y después de meditarlo mucho, solo nos quedaba cruzar los dedos muy fuerte para que no nos 'cansáramos' de la pieza en cuestión antes de lo previsto.

Sin embargo, el vacío entre estos dos tipos de complementos sería muy pronto cubierto por marcas como Michael Kors o Purificación García, que supieron satisfacer claramente la necesidad de ese público objetivo de moda que se encontraba en busca y captura de un bolso de calidad, atemporal pero con un punto actual y que no costara una fortuna. Siguiendo su ejemplo, por suerte, son muchas las firmas de moda las que, a día de hoy, ofrecen bolsos de diseño y artesanales - para los que, en muchos casos e indudablemente, hace falta hacer un esfuerzo económico - por mucho menos que los grandes iconos de las marcas de lujo e igualmente apetecibles.

Lo curioso es que gracias al alcance que ofrecen las redes sociales, estos complementos pueden llegar a ser tan codiciados como un modelo clásico de Chanel o de Dior - sobre todo para las nuevas generaciones -, ya que tenemos el ojo entrenado viendo cómo las prescriptoras de estilo que protagonizan las imágenes del street style los combinan con otras prendas y complementos de alta gama sin despeinarse.

De la misma forma, al no pertenecer a las colecciones de las grandes casas de moda y no haber sido infinitamente fotografiados a lo largo de la historia - aunque sí en los últimos años, para qué nos vamos a engañar -, su naturaleza menos conocida los convierte en una opción más vanguardista para aquellas que quieren incluir en su vestidor piezas de diseño más modernas pero con una inversión menor.

Te informa, te ayuda

Marie Claire

Recibe la revista en tu casa desde 29 euros al año

Suscríbete
Suscríbete a Marie Claire
tracking