Marie Claire

Diez firmas sostenibles que te gustarán casi tanto como Zara (y son respetuosas con el medio ambiente)

La moda es una de las industrias más contaminantes, pero poco a poco cada vez más marcas se van concienciando y se vuelven más "verdes".

El movimiento fast fashion o moda rápida, en castellano, ha cambiado como funcionaban los tiempos del sector de la moda. Antes con los lanzamientos en primavera verano y otoño invierno bastaba, pero ahora para ir lanzando las novedades poco a poco a lo largo de la temporada, se crean diferentes colecciones crucero, See Now Buy Now o drops. Así, las firmas de lujo se adaptan a las marcas que lanzan prendas nuevas todas las semanas, como las que componen el grupo de Inditex.
Zara con más de 3.000 tiendas repartidas en 96 países diferentes del mundo, se considera una de las firmas culpables de "acelerar" la moda, pero también es una de las que más ventas tiene, transformando el sector a tal y como la conocemos hoy en día. Sin embargo, teniendo en cuenta la situación actual y los problemas de medio ambiente que hay en el mundo, no podemos evitar preguntarnos, ¿es Zara realmente sostenible?
Para responder a esa pregunta primero hay que aclarar lo que significa en realidad el término sostenible. Es un término que está en construcción, es decir, está en pleno movimiento y determina cuáles son los límites del planeta y cómo estamos respecto a ellos. En otras palabras, tiene en cuenta los problemas medioambientales, las causas sociales que las generan y observar si estamos consumiendo a crédito.
De acuerdo a Good on you, la firma estrella de Inditex, Zara, no es lo suficientemente sostenible. Sin embargo, está evolucionando en la dirección correcta, incluyendo colecciones Join Life con algodón reciclado y envases reciclados. También ha creado un programa llamado Closing the loop, cerrando el círculo, en el cuales se ofrece a los clientes que donen las prendas que no van a utilizar para darles una segunda vida.
La moda, de acuerdo a la ONU, es la segunda industria más contaminante del planeta, produciendo muchísimas emisiones de carbono por la intensificación del consumo. Por ello, han surgido movimientos como el Köpskam, o la vergüenza de comprar ropa, que animan a no comprar ropa sin pensar. Sin olvidar el movimiento de alquiler de prendas, venta de segunda mano o el uso de prendas vintage.
Con el objetivo de ser lo más sostenible posible, muchas marcas se han vuelto "verdes", reduciendo su huella de carbono, que calcula las emisiones de gases de efecto invernadero, o su huella hídrica, que cuenta con todo el agua que se ha utilizado para crear un producto. Seleccionamos las diez firmas sostenibles, con prendas que no contaminan el medio ambiente, que se suman a la misión de cuidar el planeta.
tracking