Marie Claire

Soñamos con el verano y más con estos 20 vestidos de playa ideales

No importa donde vayan a parar tus pies este verano, necesitarás a toda costa estos modelos que huelen a arena y mar. Lúcelos a todas horas.

Imagina… los ojos cerrados, tumbada, con la arena deslizándose entre tus dedos y como única y perfecta melodía las olas… ¿a qué ya no puedes esperar? Aunque aún no sepamos cuando volveremos a salir a la calle, sí podemos empezar a soñar con esta nueva temporada, promesa de renacimiento. El verano siempre es LA excusa perfecta para hacerse con nuevos modelos de bañadores y bikinis (y algunos a precio mini, por menos de 50 euros), sandalias de todos los colores y accesorios que nos transportan directamente al mar. Y, evidentemente, a esta eterna lista de imprescindibles del verano se suma la del o de los vestidos que nos acompañarán a diario. Nos referimos al eterno y adictivo vestido playero. Menos sofisticado que el de calle pero mucho más cómodo y fresco, es el que nos apela a descansar y el que enfundamos con ganas poco disimuladas para dormir a la sombra de las palmeras (o sombrilla por defecto).
Pero lejos de limitarse a ser una prenda que quitamos vergonzosamente, el vestido de playa resulta ser una prenda que da más juego de lo que se suele pensar. Más versátil que los eternos shorts vaqueros y el top con nudo, que no deja de ser una buena opción para las calurosas tardes de verano, el beach dress puede desatar pasiones según los complementos elegidos. Para ir a la playa, su función primera, basta con llevarlo con un par de chanclas y un capazo de rafia (nos referimos al circular que ya se ha impuesto como el it bag del verano). Pero si piensas que se te puede alargar la tarde, no dudes en llevar en tu bolso un par de sandalias doradas o plateadas y pendientes vistosos. Conseguirás con apenas dos complementos un look perfecto para tomar tu tan merecido gin-tonic (siempre con moderación) y quién sabe si más… esta temporada nos morimos por el lino, un tejido fresco y elegante que no deja de ser cómodo y por supuesto el algodón, una apuesta segura cuando el termómetro pierde el control. La regla de oro: fluidez y comodidad. Apuesta siempre por modelos no ceñidos, con o sin escote y del largo que desees. ¿Por qué no optar por el largo midaxi, a medio camino entre el midi y el maxi?
¿En busca de inspiración? Te dejamos una selección de 20 vestidos de playa que te invitarán a soñar. Étnico, clásico, romántico… encontrarás si o si tu modelo. Y por supuesto, no dejes de combinarlo con un sombrero, como barrera ante el sol.
tracking