Marie Claire

El vestido verde menta de Charlène de Mónaco en su versión 'low cost' que podrás copiar

Junto a su marido, Charlène acudía a la misa celebrada en la Iglesia de San Carlos para conmemorar los 70 años de la llegada de los oblatos de San Francisco de Sales a Mónaco.

La historia de una estrella de Hollywood que se convirtió en princesa. Parece el guion de una película pero, en realidad, todos conocemos la vida de Grace Kelly, quién personificó la elegancia (la elegancia real) con ese halo de sofisticación de las actrices de su época. Su nombre se convirtió en sinónimo de glamour refinado y un giro clásico, pero elegante de la feminidad. 50 años después de su debut, cuando Charlène Wittstock, una nadadora olímpica de Zimbabue y Sudáfrica, se comprometió con el príncipe Alberto de Mónaco, el hijo de Grace, en 2010, la presión para ofrecer una versión del siglo XXI de la imagen de su difunta suegra fue inmensa.
Pero, parece que Charlène nunca ha encajado en el complejo entramado de los Grimaldi, como Meghan Markle en la familia real británica). Con un semblante impasible y siempre muy seria, este comportamiento podría tener una explicación según las últimas publicaciones del Paris Match: "Carolina apenas esconde su decepción. Sus miradas heladas hacen que Charlène se estremezca" y añadía: "Mónaco es un pueblo poblado por tiburones y víboras". Sea como fuere, la exnadadora ha encontrado su lugar en el principado y en los últimos meses ha dado un giro de 180 grados a su imagen. Una nueva versión de sí misma, más feliz y auténtica, en lo que parece una auténtica declaración de intenciones: aquí está la auténtica Charlène.
Los príncipes Alberto y Charlène de Mónaco en la Iglesia de San Carlos | Instagram de la Diocèse de Mónaco

Los príncipes Alberto y Charlène de Mónaco en la Iglesia de San Carlos |Los príncipes Alberto y Charlène de Mónaco en la Iglesia de San Carlos | Instagram de la Diocèse de Mónaco

Los primeros cristianos empezaron a celebrar el día de la semana en que Jesucristo resucitó como la fiesta semanal dedicada en su honor. Es por eso que el domingo es el día elegido para vivir más cerca a Dios. Nos dirigimos a la iglesia para conectar con el creador, tal y como nos enseña la Biblia. Precisamente en torno a este día y este acto (el de ir a misa) se centra el último look que nos ha regalado Charlène de Mónaco. Una celebración formal y una demostración de fe en la que ha derrochado sofisticación y elegancia a partes iguales.
Coincidiendo con la misa celebrada el domingo 15 de noviembre, el príncipe soberano de Mónaco y su mujer se desplazaban a la Iglesia de San Carlos, en el epicentro de Montecarlo. Una cita presidida por el obispo Dominique-Marie David y cuyo objetivo es conmemorar el 70 aniversario de la llegada de los Oblatos de San Francisco de Sales a Mónaco, una congregación de sacerdotes y hermanos católicos romanos que siguen las enseñanzas de San Francisco de Sales y Santa Juana de Chantal Oblatos de San Francisco de Sales.
Los príncipes Alberto y Charlène de Mónaco en la Iglesia de San Carlos | Diocèse de Mónaco

Alberto y Charlène iglesiaLos príncipes Alberto y Charlène de Mónaco en la Iglesia de San Carlos | Diocèse de Mónaco

Con las pertinentes medidas de distanciamiento social y mascarilla para prevenir contagios, el matrimonio royal ha sido el centro de todas las miradas por el conjunto tan elegante que ha recuperado la actual princesa de Mónaco. Un vestido largo camisero confeccionado con uno de los colores estrella de la temporada: el verde menta. Un modelo largo hasta los tobillos, perfecto para el código formal que exige esta clase de eventos, falda fluida y volantes fruncidos alrededor del cuello. En cuanto a los complementos: bufanda estampada en tonos verdes y blancos a juego con el vestido, y salones en punta y charol en color nude.

Alternativa 'low cost'

Vestido de YEŞIL disponible en Zalando por 39,95 € | Cortesía de Zalando

Vestido verde menta de ZalandoVestido de YEŞIL disponible en Zalando por 39,95 € | Cortesía de Zalando

Si tú también quieres lucir como la princesa, te proponemos este vestido largo camisero con lazada a la cintura en color verde menta. Un modelo de YEŞIL disponible en Zalando por 39,95 €.
tracking