Marie Claire

El pequeño gesto a la hora de llevar el abrigo que engrandecerá tus looks

Algo tan simple como lucir tu abrigo sobre los hombros te dará un plus de elegancia que no te esperas.

Después de echar un vistazo a los abrigos que están da moda, tenemos más que claro que hay pequeños detalles que pueden transformar un look. Si este año no quieres comprar un abrigo nuevo, no hace falta, haz como las influencers y actualiza su abrigo clásico y lúcelo como si fuera de nueva colección.
Hay gestos que son capaces de engrandecer cualquier look por sencillos que estos a priori parezcan. El de posar el abrigo sobre los hombros en lugar de meter las mangas en él es uno de ellos. Podríamos decir incluso que estamos ante una tendencia que empieza a estar omnipresente entre las famosas este invierno y que es un viaje exprés a la infancia, en concreto a ese momento muy madre en el que se ponían el abrigo por encima de los hombros. ¿Te acuerdas? Pensándolo bien, solo te sentirás identificada con esto si eres millenial, así que es probable que a ti no te pase si no tienes recuerdos de los 90.
Si no sabes a qué nos referimos no te preocupes, porque hay decenas de ejemplos actuales, aunque antes ver dichas formas de llevarlo, vamos a dar unas pinceladas aclaratorias a modo de punto de partida.
Pensarás, con razón, que menuda cosa más absurda venimos a contarte porque, al fin y al cabo, cualquier prenda de abrigo o de entretiempo que sea una capa exterior es susceptible de ser llevada por encima de los hombros. ¡Cómo olvidar a esas abuelas y su chaqueta de punto en las noches de verano en el pueblo -Perdón por recaer en la nostalgia…-! Pero vamos a tratar de demostrarte de que no es así, y de que no todas las maneras de llevar un abrigo por encima de los hombros son iguales.
De entrada, porque nos referimos en exclusiva a abrigos largos y generalmente de cortes rectos con un punto (o dos) de holgura muchos de ellos. Además, no estamos hablando de esa forma tradicional de lucirlo que puede ser aburrida, sino a cómo las famosas son capaces de reinterpretar este detalle clásico en un punto diferencial y actual para outfits de distinta naturaleza.
En definitiva, sí es igual en el concepto, ya que hombros solo tenemos dos y un abrigo no puede ser otra cosa, pero no lo es en su esencia, porque es tan sencillo saber explotar las virtudes de esta tendencia y convertir en sofisticado cualquier estilismo con un gesto la mar de sencillo. De todos modos, lo mejor es que veas tú misma ese punto chic, elegante y hasta original que consiguen extraer las mujeres más estilosas de llevar el abrigo por encima de los hombros.
tracking