Marie Claire

Te descubrimos a Norman Hartnell, el diseñador de la alta sociedad y la monarquía británica, que vuelve a estar de moda entre las royals

40 años después de su muerte, la figura del modista más importante de la familia real británica, Norman Hartnell, salta a la palestra gracias a Beatriz de York, que ha rescatado uno de sus diseños más míticos para el día de su boda

La primera vez que el modisto Norman Hartnell (Londres, 1901) diseñó un vestido para la reina Isabel II fue en el año 1935 con motivo del enlace celebrado entre Lady Alice Montagu Douglas Scott y Enrique de Gloucester, tercer hijo del rey Jorge V del Reino Unido y la reina María. Para el gran día, la futura novia encargó al creador de su vestido de novia los diseños de sus damas de honor: las princesas Isabel y Margarita. Aquellos vestidos de busto elevado y cintura de avispa conquistaron a la crítica, que alabó y reconoció el trabajo de un joven diseñador británico con mucho talento y poco recorrido. A partir de aquel momento, pasaría a formar parte del círculo de confianza de la familia real británica al completo, convirtiéndose en su modista de cabecera. Hoy, su nombre ha vuelto a ser noticia por una boda sorpresa. La princesa Beatriz de York, hija del príncipe Andrés y Sarah Ferguson, ha logrado celebrar una boda íntima en la capilla de Todos los Santos del Royal Lodge. Una hazaña inesperada para un miembro de la familia real, que disfruta de esas celebraciones extravagantes con el pueblo británico agolpándose en las calles en busca de un saludo o gesto con la mirada, incluso en medio de una pandemia. Pero, quizás aún más impactante que la ceremonia se celebrase a puerta cerrada y con la sombra del escándalo de su padre sobrevolando el tejado del Palacio de Buckingham, fue su elección de estilo: un vestido de la colección personal de su abuela, Isabel II.
Pocos modistas en la historia están tan estrechamente relacionados con la familia real británica como Norman Hartnell. En España, Cristobal Balenciaga fue el diseñador por excelencia, bastante popular entre la monarquía y las clases altas españolas y europeas; y en la historia más reciente, Felipe Varela y Lorenzo Caprile, entre otros. Nacido en Streatham, hijo de comerciantes de vino, comenzó su fascinación por la moda cuando era niño, mientras acudía como espectador a musicales en el West End de Londres, pasando sus días recreando los trajes que había visto en casa con pintura de acuarela. El talento y la inspiración, pilares fundamentales en el mundo de la moda, nunca lo abandonaron, y en el apogeo de su carrera declaró: "Desprecio la simplicidad; es la negación de todo lo que es bello". Esto es lo que debes saber sobre Hartnell, y cómo sus creaciones ayudaron a definir la estética de la realeza durante décadas.
tracking