Dior lanza un nuevo modelo de bolso, '30 Montaigne', y supone toda una revolución en el mundo de la moda

Hacía tiempo que vivíamos expectantes ante la posibilidad de la llegada de un nuevo icono, un objeto de coleccionista y por fin ha llegado, de la mano de Maria Grazia Chiuri, directora creativa de la Maison Française.

Dior

Amantes de la moda, el arte, la belleza o la estética sientan la emoción porque es y será un día para recordar. Hoy, 10 de mayo de 2019, el mundo de la moda sufre un vuelco al hablar de un acontecimiento que para insiders de este  oficio es muy emocionante. Asistimos al nacimiento de un nuevo icono, en una época plagada de reediciones, de revivals, de reinspiraciones, de bolsos que como el ave fénix se reinventan y vuelven a nacer. Reaparecen ante nuestras retinas para que celebrities, que no habían nacido cuando se crearon, los lleven o influencers descubran el poder de los grandes diseños imbatibles al tiempo. Es, por tanto, un hito cuando alguien se dispone a dar un paso de valentía y crear algo que pretende marcar la historia de la moda. Este golpe de tinta en el folio nos hace latir con fervor. 

Nace un nuevo bolso y para ello Maria Grazia Chiuri ha viajado al origen, a la base a la estructura de la maison Dior. Vuelve de dicha singladura con una nueva colección y, en particular, con un diseño que nace con la firme intención de dar un paso más en la historia de los bolsos icónicos (y lo ha conseguido). Se llama 30 Montaigne

 

"Un vestido es una pieza de arquitectura efímera, diseñado para mejorar las proporciones del cuerpo femenino".
Christian Dior 

Pero, ¿por qué ahora? ¿A qué se debe dicho golpe de inspiración? ¿Qué pretendía la directora creativa de Dior cuando se dispuso a firmar un hito en la historia de la moda? Según ha explicado Maria Grazia todo se debió a una emoción, a una energía que le sacudió cuando visitó la casa de monsieur Dior en el 30 Avenue Montaigne: "La conexión que desarrollamos con un lugar puede ser extremadamente poderosa. Lo sentí cuando entré en 30 Avenue Montaigne, la cuna histórica de la casa. Pensé en crear una nueva línea que reflejara la identidad de la maison y, al mismo tiempo, ofrecer a las mujeres la oportunidad de crear el encanto de "My Dior" en armonía con su estilo de vida". 

  

Dior

No deja de sorprendernos la electricidad, la fuerza o el poder que tanto ayer como hoy desprende esa casa, porque, algo parecido fue lo que sintió Christian Dior cuando por primera vez pisó ese inmueble. Para Christian Dior también fue amor a primera vista, de hecho se decidió a transformar ese hotel - "con sus proporciones limpias", como él lo describió - en un entorno suntuoso, inaugurándose en la mañana del 16 diciembre de 1946. Tan solo unas semanas antes del memorable primer show de la casa. 30 Avenue Montaigne ha sido el corazón latente de Dior desde entonces. Y hoy se convierte en algo más que un bolso, hoy es una musa. Ha sido el encargado de dar pie a toda una colección que aúna lo que Maria Grazia considera el armario ideal, en ella se recoge una síntesis perfecta de los icónicos looks de Dior, puro New Look: la chaqueta del Bar, falda plisada, pata de gallo, la camisa blanca, discreta pero indispensable, y la falda con la que Monsieur Dior rediseñó la silueta femenina y que, Maria Grazia Chiuri ha reinterpretado según su propia visión.

 

“El estilo es una forma de decir quién eres sin tener que hablar.”
Christian Dior

 

Dior

Conoce la historia de 30 avenida de Montaigne

Obra del destino. Esta fue la aventura que vivió el palacete hasta convertirse en parte de la historia de la moda. Desde Dior nos explican que "mucho antes de 1947, cuando la idea de abrir una casa de alta costura con su nombre era todavía era el sueño de un amigo de Christian, el galerista Pierre Colle, Christian Dior ya estaba enamorado del sitio y así le decía a su amigo :"Pierre, si alguna vez tu idea se hace realidad estoy decidido a darle forma aquí y no en ningún otro lugar'".  

Los designios del destino son caprichosos y quiso que este hôtel particulier estuviera disponible precisamente en este momento. "su decoración fue confiada a Victor Grandpierre, quien desarrolló un estilo neo-Louis XVI, de sobria elegancia, para no distraer la atención de los vestidos del modisto. Y el 12 de febrero de 1947, fecha del primer show de Dior, esta dirección de París se convirtió en una leyenda. Christian Dior convirtió el 30 Avenue Montaigne el punto cardinal por sus deseos, ambiciones y talento; en sus propias palabras, su "refugio de cosas maravillosas". 

Allí nacieron iconos y se establecieron códigos de la casa como los las sillas con respaldo de medallón, el toile de Jouy y Trianon, la carpintería gris, el arco de Fontange y el tejido de canage en las sillas Napoleón III. Y hoy nace un nuevo bolso que seguramente se colará en todas tu wish list (en la nuestra ya se ha instalado). 

Gloria Vázquez Sacristán

Gloria Vázquez Sacristán

Vivía dividida entre ser escritora, panadera o guionista de cine. No concibo la vida sin música, un verano sin libros, ni una buena conversación que no sea en torno a un plato de comida. Apasionada de la moda y la belleza desde pequeña, amante empedernida de los deportes de montaña y acuáticos, coleccionista de perfumes y tacones que no aguanto más de dos canciones. No recibí la llamada de la medicina, como le hubiera gustado a mis padres, pero sí sentí la necesidad de buscar el bienestar de los demás y a eso me dedico, humildemente, con mi pluma o mi teclado, desde aquí, todos los días.

Continúa leyendo