El casquete 'princesa Diana'

Alessandro Michelle recupera en su último desfile para Gucci el sombrero que popularizó Diana de Gales durante la década de los ochenta. Lo analizamos en nueve puntos.

Gucci

1. Qué curioso, ¿verdad?, que en esa época nos pareciera terrible y cursi (lo era) y ahora ese look modoso y ñoño de la desdichada princesa esté a punto de convertirse en algo realmente cool.

2. ¿Serán capaces las fashionistas de ponérselo sin complejos? Pues creemos que sí, sobre todo eso:  se lo pondrán sin complejos, no hay otra manera de hacerlo. Además, la excentricidad se ha convertido en la fórmula perfecta para combinar cosas dispares y sin ton ni son. La excentricidad es ya la norma.

3. Este tipo de casquete debería llevarse con vestido de estampado retro (sea eso lo que sea, elijan ustedes mismas la época que más les convenga), guantes blancos cortos y bolso de mano con asa corta. Eso de día.

4. De noche lo ideal sería llevarlo con esmoquin y sólo para pasarla en Studio 54… ¡ay, pero que pena, si lo cerraron en 1986!. Pues nada, de noche no te lo pones y punto.

5. El casquete Di, puede llevar velo y la desdichada princesa se lo ponía con plumas, que es como lo hubiera hecho Escarlata O'hara. Y aquí habría ahora que reivindicar el velo de tul  que es una cosa que se ha perdido pero que siempre ha sido muy práctica porque mira, que tienes mala cara o haces ojeras: velo de tul, que has llorado porque estás terriblemente deprimida: velo de tul, que de repente te ruborizas: velo de tul. Que hoy te ves fea (o lo eres, que tampoco pasaría demasiado nada, no está escrito en ningún sitio que ser guapa sea obligatorio): velo de tul. Que de tan guapa la gente no para de mirarte la cara y provocas accidentes porque se quedan embelesados: velo te tul.

diana

6. Eviten este accesorio en bodas de toreros (¿por qué todas las que asisten a  bodas de toreros se visten como si estuvieran en un capítulo de Velvet?) o si tienen que ir al Reina Sofía a ver una exposición de arte porque el casquete Di con velo nubla la mirada.

7. Perfecto si es negro en el entierro de tu marido y en el hipódromo de la Zarzuela viendo ganar a tu purasangre.

8. Se puede llevar con moño, con el pelo corto engominado o con la melena o la media melena (según mercado), si Diana lo hacía, nosotras no seremos menos, aunque seamos menos.

9. Si vas a comer no te lo quites a no ser que, como en la boda sevillana de la hija del Marqués de la Motilla años atrás, en la sala, haya una peluquera. También te lo puedes quitar si tu misma eres peluquera o vas habitualmente en moto y la gente ya está acostumbrada a verte despeluchada.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS