¡Locas por los zapatos!

Tres grandes apasionadas del calzado nos abren sus armarios y con ellos, la historia de su vida.

Sandra Choy, Directora Creativa de Jimmy Choo

El fetichismo de los zapatos

¿Cuántos pares de zapatos crees que tienes? Probablemente, unos 600. Llevo mucho tiempo trabajando en esta empresa, por lo que mi armario es una especie de muestrario. Pero no soy la única, a mi marido también le encanta acumular zapatos. En casa, hay cajas de zapatos por todas partes. Cuando la gente me pregunta que ¿por qué necesito tantos?, les contesto que algún día acabaré abriendo mi propio museo.

¿Cuál fue el primer par de zapatos que compraste en tu vida? Cuando tenía 12 años, me gasté el dinero que me dieron por el Año Nuevo chino en unas zapatillas de cordones Adidas, modelo Gazelle, azules con rayas de color naranja chillón. Hablamos del año 1983. Antes de eso, estaba obsesionada con mis Mary Janes blancas, que solo quería llevar con calcetines de encaje, aunque en Hong Kong, donde crecí, hiciese un calor pegajoso insoportable.

Cuéntanos tu última adquisición… Unas plataformas metálicas azul turquesa de los años 70 que compré en un mercado vintage. Son totales, rollo glam rock, y di con ellas de pura casualidad; me encanta rebuscar, ya sea en el mercado de Portobello o en los mercadillos más insospechados.

¿De todos los zapatos que tienes, cuáles son los que para ti tienen mayor valor sentimental? Me hice mis propios zapatos de boda –de hecho, fueron tres pares–, porque, como manda la tradición china, tuve tres bodas, incluyendo la del registro. Los principales tenían plisados, tacón ancho y una plataforma pequeña para poder bailar toda la noche. No podía encargar ese diseño a nadie de mi equipo. ¿Te imaginas la lata que le hubiera dado al desafortunado?

Roberta Bentler, fundadora de Avenue 32

El fetichismo de los zapatos

¿Cuántos pares de zapatos nuevos te compras cada temporada? La verdad es que estas fechas son muy buenas para comprarse zapatos nuevos, por lo que he hecho lo propio y últimamente me he comprado unos cuantos. Acabo de recibir desde Francia estos botines de Dior tipo calcetín. También he reservado unos estiletos de Prada, y me acaban de llegar unas sandalias de Miu Miu. Aunque ahora mismo, mis favoritos son unos Roberta de ante, con poco tacón, de  Maryam Nassir Zadeh. Recuerdan a los típicos zapatos de abuela y me encantan.

¿Tienes una marca favorita? Céline, sin duda. Siempre compro la versión más reciente de sus botines; los de esta temporada son de color marrón con tacón dorado.

¿Qué reglas tienes cuando compras zapatos? Mi colección de zapatos no tiene demasiado colorido, casi siempre me decido por el  negro, el nude, el dorado o el rojo. Esos son mis colores. Antes de comprar cualquier zapato, tengo en cuenta si me los voy a poner mucho o no. Siempre me los pruebo sobre una superficie dura y no sobre moquetas o alfombras, porque estas últimas no transmiten con exactitud si son cómodos.

¿Cómo ha evolucionado tu estilo? Antes trabajaba en el mundo de las finanzas. Para ir a la oficina me ponía trajes con raya diplomática y zapatos formales. Luego, cambié de sector, fui a la semana de la moda, observé el estilo callejero, y me volví más atrevida. Siempre había querido trabajar en este mundo y por eso estudié finanzas, con la idea de convertirme en mi propia empleada. Fundé Avenue 32 para que los diseñadores más jóvenes tuvieran un escaparate al mundo donde mostrar y vender sus creaciones. Hace seis años, no había un sitio donde pudieras comprar las creaciones de Christopher Kane o de Jonathan Saunders.

Susie Bubble, influencer

El fetichismo de los zapatos

¿Cuáles son tus zapatos favoritos? Siempre me han atraído zapatos que fuesen especiales, zapatos que para casi todo el mundo resultaban hasta un poco feos.

¿Por qué ese amor a los zapatos planos? Me rompí el tobillo hace seis años llevando tacones. Desde entonces no me los puedo poner sin tener pinchazos, por lo que ahora todos mis zapatos son planos o mazacotes con poco tacón. De todas formas, nunca fui la loca de los tacones de aguja. Siempre estoy corriendo de un sitio a otro.

¿Qué haces para almacenar todo esto? La verdad es que no tengo espacio para guardar todos mis zapatos en sus cajas. Si te soy sincera, no los cuido demasiado. Sí que tengo un armario de zapatos vintage que conseguí en eBay. Parece una cómoda con cajones, pero tiene barras para colgar los zapatos. El resto está apilado debajo de mi cama.

¿Cuáles fueron los primeros zapatos de diseño que te compraste? Unas plataformas rosas muy antiguas de Miu Miu, de una colaboración que hicieron con la estilista Katie Grand. Todavía me las pongo mucho. Estaban de rebajas en Selfridges y costaban 240 euros, lo que para mí por aquel entonces era mucho dinero, ¡ni más ni menos que dos meses de lo que me sacaba como camarera! He bailado muchísimo con ellos, tienen manchas de vino, pero no me importa, finjo que es un print de camuflaje, y tan contenta.

¿Cuáles son los que más usas? Las Salvatore Ferragamo Varas. Son bailarinas con tacón bajo con un lazo de grosgrain. Las tengo en negro, en naranja, en turquesa, en azul marino y en blanco.

Fotografías: Robert Fairer. Estilismo: Sian Oarry

Continúa leyendo...

COMENTARIOS