La cartera de mano de plexiglás

O sea, transparente. Te contamos cómo llevarla o, mejor dicho, qué llevar en ella.

f
Charlotte Olympia

La cartera de plexiglás tiene el principal problema de que, al ser translúcida, se ve todo lo que llevas en ella. Con estos consejos que siguen podrás salir a la calle con ella sin miedo al ridículo:

- Como norma general deberías llevar en tu clutch de plexi transparente cosas monas.

- Pero no tanto como para que la gente, que siempre chafardea, las envidie. Generar envidia en los demás, no es elegante.

- Tampoco pongas nada de muchísimo valor (aunque sea sentimental) porque ojos que no ven corazón que no siente. Ya sabes que los cacos te roban sin parar sin ver el interior de los bolsos, pues como para enseñárselos.

- Evita los cosméticos de marca blanca (eso debería ser así siempre, dicho sea de paso), porque no sabes lo que viste un espejito de Chanel o una polvera de Guerlein.

- Introduce cosméticos en el interior de tu bolso de plexi como cuando colocas los productos de belleza y los perfumes “buenos” en el baño cuando sabes que van a venir invitados.

- No lleves cosas prácticas. Hoy no. Tipo una bolsa de plástico por si las moscas, un corta uñas, una lima, un cepillo de dientes…

- Tampoco pongas nada que tienda a ser ilegal o pueda ser interpretado como tal: una navaja de doble filo, estupefacientes…

- Ni nada que delate tus intenciones: preservativos.

- Los billetes no los tengas por ahí tirados, ni las monedas, ponlo todo en un portamonedas mono, de cuero plano o similar.

- Igual que las tarjetas de crédito.

- Que no queden por ahí ni papeles de chicle, ni billetes caducados de metro ni cosas por el estilo. Este tipo de cosas tienen un pase en un bolso opaco (pasan porque no se ven), pero aquí hacen sucio.

- Que tampoco salten a la vista medicamentos (que si un paracetamol, que si un ibuprofeno, que si colirio, tiritas… ni muchísimo menos, antidepresivos o relajantes musculares…). No hace falta que todo el mundo se entere que eres hipocondríaca (o de que estás directamente loca).

- Si eres de las pesadas que no salen a la calle sin un blog de notas y un boli “para apuntar ideas”, al menos que la libreta sea de Muji, como mínimo, o de Smythson, como mucho y el boli que no sea uno de esos que te dan de publicidad o sin tapón o, pero me lo pones, con las puntas mordidas porque estás, en general, muy nerviosa.

- Las llaves de casa, por supuesto, con un llavero de calidad. No lleves las del coche, esta noche no lo vas a necesitar, no seas rata y pídete un taxi.

- Pon alguna cosa que despiste, algo que nadie se esperaría encontrar en un bolso, como por ejemplo, un muñeco de esos japoneses, en plan manga, o confeti.

Etiquetas: bolsos de moda

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS