¿Qué es un it-bag y por qué triunfa?

Los observamos, amamos, y llegamos incluso a soñar con conseguir alguno. Así son los codiciados it-bags, auténticos protagonistas de cualquier look.

Imaxtree

Catalogados como imprescindibles de la moda, los it-bag son los que mueven los hilos de la moda (e Instagram). A finales de los años 90 los accesorios dejaron de ser un item secundario a la hora de vestir y se convirtieron en los protagonistas. Desde entonces su fama no ha dejado de crecer, especialmente en la primera década del siglo XXI. Auténticos imprescindibles, son los que sellan de forma definitiva el look... 

Cuando una mujer compra un it-bag o bolso best seller, como el Downtown de Yves Saint Laurent o el Lariat de Balenciaga, busca que la marca le transmita una sensación positiva, una emoción y vivir una experiencia inolvidable. Son consumidoras de lujo que quieren la pieza estrella, ese accesorio que muchas veces pasa a la historia sin pena ni gloria. Y es que conseguir que un bolso sea un it, no es sencillo. Cada temporada la publicidad idealiza un modelo de bolso distinto que muchas veces no llega a mantenerse en el podium de estas piezas de coleccionista. Por lo tanto, un it-bag es el bolso best seller que continúa arrasando temporada tras temporada. La experiencia inexplicable de gastarse el sueldo en un bolso queda justificada en el momento en que el bolso no tiene fecha de caducidad. Los más famosos son el bolso Kelly o Birkin de Hermés (inspirado en la actriz británica, que buscaba un bolso práctico y profundo, sin perder un ápice de elegancia), el 2.55 de Chanel o algunos modelos de la firma belga Delvaux y por supuesto el Birgitte Bardot, el icónico bolso homenaje a la actriz.

¿Te comprarías alguno? Repasamos algunos bolsos icónicos desde hace décadas pero también modelos de firmas de nueva creación que podrían adquirir el rango de icono... como decía el genio Yves Saint Laurent: "Un buen diseño puede soportar la moda de 10 años". Básicos de ayer y hoy, tienen y tendrán una legitimidad eterna...

El Saddle Bag, de Dior

Dior

Este bolso mítico de Dior se convirtió en un absoluto imprescindible de finales de los 90 de la mano de Galliano. La directora María Grazia Chiuri decidió darle una nueva vida, guardando su esencia y tan característica forma. En la actualidad existe en numerosos colores y texturas, siendo la del terciopelo una de nuestras favoritas...

El Dyonisos, de Gucci

Gucci

Fue el diseñador Alessandro Michele catapultó este bolso al rango de leyenda. ¿Su más? El cierre con cabeza de tigre, reconocible entre mil.

El Moreau, de Staud

Staud

En otro estilo... esto bolso de red se ha convertido en uno de los must de Instagram: lo firma la casa estadounidense Staud.

El tote, de By Far

By Far

Otro modelo irresistible del 'street style' que ha sabido abrirse camino... este tote declinado en varios colores con esta ultra reconocible forma rectangular de By Far.

Le Pliage, de Lonchamp

Longchamp

El clásico pliage de la firma francesa se ha convertido en un absoluto icono: inspirado en el origami japonés, se distingue por su peculiar forma y posibilidad de doblar para ahorrar espacio. Temporada tras temporada, Longchamp le da un nuevo vuelco sin perder su esencia: en su última colección, brilla por contar con el logo bordado directamente sobre la tela...

Continúa leyendo