Vídeo de la semana

Recupera tus botas thigh high

Muchos iconos de la moda las han usado y han triunfado con sus looks. Ahora es tu momento, toma nota.

Son difíciles, pero no imposibles. Las botas thigh high son el accesorio fetichista que muchas mujeres no se atreven a comprar por miedo a combinarlas mal. Algunas llegan hasta la mitad del muslo y se combinan con minivestidos, faldas ajustadas con aberturas interminables o shorts de invierno. El resultado del look puede variar desde años 60 hasta años 80, dependiendo del estilo de las botas en cuestión y del look completo.

Firmas como Tom Ford, Emilio Pucci, Chanel o Balmain rescatan las botas súper altas. Llévalas como si se tratara de un legging o unos pantys gorditos.  Algunas de las primeras mujeres en atreverse con ellas fueron Jane Birkin, Brigitte Bardot y más adelante Jane Fonda y Naomi Campbell.

Las botas tigh high son un accesorio poderoso, con carácter, que hacen sentir a la mujer  segura de sí misma y muy sexy. Lo único con lo que debes tener cuidado es con no pasarte de retro cuando te las pongas, se llevan más en clave lady con líneas muy sencillas y depuradas.

También te puede interesar:

Continúa leyendo