Botas de lluvia, ¡A chapotear!