Moda -- Accesorios - Shoes & Bags

8 babuchas que te enamorarán

Si, ya tienes bailarinas, zapatillas de deporte, sandalias planas en tu armario. Seguro que entre tus cuñas y zapatos de tacón, tienes un espacio reservado, casi sagrado, destinado únicamente a complacer tus pies: el de los zapatos sin tacón. Tu zona de confort, en definitiva. Lógicamente, es al que acudes inevitablemente de viernes a domingo (o incluso desde el jueves). Nosotras también, que no te quepa la menor duda.

Si aun no lo tienes, es el momento de hacerte con otro zapato plano, profundamente tradicional que sin embargo se moderniza constantemente. La babucha. El “soulier” árabe por excelencia significa etimológicamente “que cubre el pie”. Y efectivamente, se trata de un zapato ultra ligero que se abre únicamente en la zona del talón y que termina en punta. No deja protagonismo a tus dedos, pero si permite jugar con los estampados ya que oculta, bajo su precioso cuero o satén, tu pie. Existe una infinidad de diseños y decoraciones: lentejuelas, pinturas y telas de colores son algunas de las opciones más habituales. Te proponemos, por una vez, lucir su versión reinventada, moderna y atrevida. ¿Cómo? Con estampados animales que podrás fácilmente combinar con prendas lisas de tonos neutros (el blanco y negro te guiñan el ojo una vez más). Leopardo o serpiente, tu eliges. O no elijas, hazte con los dos.

Las babuchas por su propio estilo darán un aire exótico a tu look. Tienes por lo tanto dos opciones: o ceñirte a la tendencia minimalista y optar por complementos y prendas muy formales, o apostar por un look místico, que te permitirá jugar con las texturas y detalles orientales. La pedrería será la bienvenida tanto en tus gafas como en tu bolso, por lo que tus opciones son infinitas.

Recuerda que es un zapato versátil y atemporal. Puedes apostar por él este verano, pero también podrás lucirlo en primavera con pantalones largos de talle alto. Lo que más nos gusta de este modelo plano es sin duda alguna su capacidad de adaptación a cualquier look. Que quieras ser elegante o más informal, te seguirá el juego. Y pocos zapatos pueden presumir de ello.