Moda -- Accesorios - Shoes & Bags

15 bolsos con cadena que no dejarán indiferente

Doradas, plateadas o incluso de color, las cadenas se reinventan constantemente en uno de nuestros complementos favoritos: el bolso. Sustituye el asa clásico de cuero con una elegancia poco disimulada. ¿La razón? Gabrielle Chanel. Tradicionalmente, el bolso con cadena tenía una forma rectangular, con solapa y un cierre metálico. Y por supuesto, el famoso aspecto “matelassé” que caracteriza tan bien el modelo icónico: el 2.55, inspirado en las cadenas que se colocaban sutilmente bajo las prendas. La cadena se ha ido desde entonces imponiendo en las colecciones de los diseñadores en todas sus versiones: muy finita para bolsos delicados, imponentes para aportar un toque más rockero o lazado con otros materiales como el cuero para derrochar feminidad. El icono Stella McCartney lo volvió a popularizar con modelos que se han convertido en ‘it-bag’ como el Shaggy Deer.

La cadena no solo tiene función de asa: su presencia se ha ido imponiendo en el propio bolso. Sumada a tachuelas y otros elementos como joyas o pedrería, aporta una dosis de glamour a cualquier look. Para ganar modernidad, no dudes en hacerte con un modelo con doble asa o que directamente bordee el complemento. Recuerda: menos no siempre es más. Aunque sea la protagonista de tu look, procura no multiplicarla para no sobrecargar el conjunto. Si eliges un bolso con cadena, apuesta por otros complementos sencillos que por supuesto no cuenten con ella. ¿Nuestros materiales fetiches esta temporada? El cuero se alza como siempre como el gran favorito aunque el terciopelo lo haya ido destronando en las últimas temporadas (aquí te dejamos ideas para lucirlo este invierno). Otros materiales como el ‘tweed’ se reinventan en versiones multicolor, ideales para despertar los looks más apagados de esta temporada.

No busques más, te dejamos una selección de 15 bolsos con cadena que querrás a toda costa. El presupuesto no te frenará, algunos modelos son accesibles pero te recomendamos, para este tipo de bolsos, no fijarte excesivamente en el precio. Invertir en algunos complementos básicos (aquí te dejamos bolsos por los que precisamente merece la pena romper tu hucha) a largo plazo, compensa.