Moda -- Accesorios - Shoes & Bags

Estas son las gafas de sol que tomarán la calle esta primavera

Es una cuestión de pragmatismo. Si excedieran el espacio que estéticamente les corresponde, ocultarían las partes más importantes del rostro millennial: cejas y pómulos. Y no has aprendido que entre tu frente y tu mejilla hay un espacio en forma de C por el que debe deslizarse el iluminador para ahora esconderlo. Tampoco has invertido 90 euros en un sérum crececejas, 30 en un lápiz rellenacalvas y abandonado el reconfortante hábito de desenfundar unas pinzas a dos centímetros del cristal para que una resina de carey prive al mundo de su visión. Las cosas tienen que ser útiles. Aquí, el mínimo que se despache es lo máximo que necesitas. Desde su pequeñez ellas protegen y adornan. Las cat eye son el tanga de las gafas.

Asomaron en los desfiles invernales el año pasado, pero las modas tardan en bajarse de la pasarela y afincarse en los escaparates de los centros comerciales. Balenciaga las paseó con su colección de invierno 2017/2018 y ahora aparecen en fila junto a las cajas registradoras de Mango y Zara. En Instagram llevan semanas comenzando a brotar. Desde Leandra Medine, emperatriz del disparate sartorial, a Kendall Jenner, reina del chandalismo con etiqueta de lujo, las gafas de dos dedos de ancho salen al sol y a la pesca de likes. Y vuelven con la red cargada. Que es normal. Las cat eye estrechas son la inocencia rebelde, las gafas que Audrey Hepburn habría elegido si hubiera formado parte del equipo de Matrix. Con ellas los ojos de cuello de botella de John Lennon se desperezan y tumban.

En las cat eye de 2018, Sakura se pone las alas en los ojos y Lolita sale de su portada convertida en gafas. El rosa flúor, casi algodón de azúcar mojado, infusiona la resina, la purpurina reboza las patillas y el amarillo y el morado tiñen los cristales. 

En esta ocasión, el pelo debe ceder el paso a las gafas. Su sitio es tras las orejas, anclado donde las puntas de la montura tengan asegurada la luz del foco principal.

Hemos saqueado escaparates (visualmente) y escarbado en internet para encontrar nuestras favoritas. Este es nuestro top 14. Permiso para copiar, concedido.