Los zapatos de este otoño: adelántate (o mejor dicho retrocede al pasado)