Estos son los 15 bolsos más icónicos en los que merece la pena invertir

¿Estas pensando en darte un capricho? ¿Los bolsos son tu debilidad absoluta? Hacemos un repaso a los diseños más importantes de la historia de la moda.

Imaxtree
Imaxtree

Los accesorios son una parte fundamental de cualquier estilismo, tienen el poder de transformar incluso prendas más sencillas en un look de 10. Es la obsesión junto con los zapatos, es el punto débil de cualquier insider. Cada temporada las firmas ponen todos sus esfuerzos en crear un bolso  que se convierta en tendencia absoluta, pero muy pocos lo logran. ¿Quieres conocer la historia de los bolsos más icónicos de la historia de la moda? Conoce los 15 bolsos que no pueden faltar en tu vestidor.

La moda sostenible está cobrando cada vez más fuerza. La tendencia del slow fashion está de capa caída, ahora lo que está de moda es apostar por prendas de calidad y versátiles que nos sigan acompañando temporada tras temporada. Uno de los accesorios en los que merece la pena invertir, sin ninguna duda, es un buen bolso. Es ese accesorio que tiene la capacidad de elevar tus outfits y puedes utilizarlo día tras día. Si quieres hacerte con alguno de los modelos más emblemáticos, pero su precio te parece demasiado elevado, puedes recurrir a tiendas de segunda mano. Son una alternativa estupenda, los bolsos se encuentran en perfecto estado y puedes conseguirlos a la mitad de su precio original. La capital francesa es una de las ciudades que más tiendas de segunda mano de lujo tiene, pero no hace falta coger un vuelo para conseguirlo, en Internet también encontramos varias webs que ofrecen este mismo servicio. 

Imaxtree
Imaxtree

Repasamos algunos de los más relevantes

El 2.55 de Chanel es sin duda  el bolso más icónico de la marca que nació en 1955. Se caracteriza por su diseño acolchado, típico de la casa francesa, y es un clásico que no pasa de moda. Cada año se reedita con nuevos colores y tejidos: en plástico, terciopelo, tweed, en tonos chicle o incluso doble. Nosotras nos quedamos con el modelo original, simplemente insuperable.

El modelo Birkin de Hermès es toda una joya, no solo por su precio, es el bolso más caro de la historia (puede llegar a alcanzar hasta 200.000 €) si no por su clase, su estilo y su presencia que marca. Su nombre hace referencia al de la actriz y cantante británica Jane Birkin, que junto a Jean-Louis Dumas (presidente de la compañía Hermès) diseñaron este modelo en 1984 y se ha convertido en un clásico. Está elaborado de forma totalmente artesanal en pieles y puedes encontrarlo con algunas tan exclusivas como las de cocodrilo o de avestruz.

El Baguette de Fendi está de enhorabuena, esta temporada es todo un must. Este modelo que nació en los 90 y cada año se reinventa con cientos de versiones y todas ellas cautivan por su originalidad y versatilidad.

El modelo Dionysus es un ejemplo de que no hace falta años y años de historia para triunfar. Uno de los más jóvenes, fue diseñado en 2015 y desde entonces es un sello inconfundible de la marca Gucci. 

La bolsa de mano Gate de Luis Vuitton ha alcanzado su estatus de icono gracias a un diseño clásico y atemporal combinado con detalles de herencia. Conquista tanto a mujeres como a hombres.

El mini C de Céline es todo un habitual en la semana de la moda de capitales como París, Nueva York o Milán.

La Maison Dior lanzó en 1994 el modelo Lady Dior, un bolso inspirado en las mujeres más famosas de la historia. Lady Di lo engalanó en tantas ocasiones que lo convirtió en un símbolo de la sofisticación.

Uno de sus bolsos más pequeños, (y el más joven) es Le Chiquito de Jacquemus. Se presentó el pasado año y no tardó en hacerse viral, y esta temporada sigue triunfado entre las que más saben de moda. Aunque no convencía al principio por su falta de practicidad lo que sí es cierto es que la tendencia se ha expandido y ahora ha sido aceptada por todos. Toma nota, esta primavera 2020 los bolsos vuelven XXS.

Rocío Morales

Rocío Morales

Amante de la moda desde que tengo uso de razón. Desde que me puse las gafas moradas no he vuelto a ser la misma. Me encantan los sábados, YouTube y la pasta con boletus.

Continúa leyendo