Vídeo de la semana

Así ha evolucionado el estilo de Carrie Symonds, la primera dama británica envuelta en el escándalo de las obras de Downing Street

Desde que su relación con el primer ministro se hizo oficial en 2018, el estilo de la publicista experta en relaciones públicas ha dado un giro de 180 grados

Carrie Symonds estilo primera dama
Fuente: Getty Images

Parece que fue ayer cuando Carrie Symond y el primer ministro británico, Boris Johnson, anunciaron su compromiso delante de una veintena de periodistas y cámaras de televisión. 

Y hoy, después de gestionar una pandemia que se ha costado la vida de 128 mil británicos y casi de su propio marido, Symonds disfruta de una vida ajetreada y marcada por el nacimiento e su primer hijo, Wilfred Lawrie Johnson. 

Puede que en España sea poco conocida, pero en Reino Unido, Carrie goza de una popularidad que ha subido como la espuma en los últimos dos años. Desde que su relación con el primer ministro se hizo oficial en 2019, el estilo de la publicista experta en relaciones públicas ha dado un giro de 180 grados y se ha consolidado como una auténtica gurú de la moda (con permiso de Kate Middleton). Además, en sus últimas apariciones ha utilizado su discurso para defender la moda ecológica como el futuro de la industria. Symond se suma así a la preocupación global por el medio ambiente en medio de un salto sostenible e irreversible

Es por este motivo por el que Carrie renunció a su puesto como jefa de comunicación del Partido Conservador en 2018 para comenzar como asesora de una organización sin ánimo de lucro destinada a la conservación de los océanos, Oceana. 

Carrie Symonds estilo
Fuente: Getty Images

La presentación de Carrie como la primera dama en julio de 2018 fue todo un éxito. Sonriente y con un semblante nada forzado, la publicista posaba ante las cámaras en número 10 de Downing Street con un vestido de flores que se agotó en cuestión de minutos.

Un diseño de líneas depuradas con estampado de florecitas Liberty sobre fondo rosa, de la firma londinense Ghost y que estaba disponible en ASOS por 120 libras

Carrie Symonds estilo
Fuente: Getty Images

Para su primer acto en solitario, Symonds se dirigió a los políticos de Glastonbury con un discurso sobre la protección de las aves en Reino Unido con un elegantísimo diseño de flores de Justine Tabak.  

Una vez más, la mujer del primer ministro confió en el estampado Liberty que tanto le gustaba a la princesa Diana de Gales y que hemos visto lucir a Kate Middleton en cientos de ocasiones. 

Carrie Symonds estilo
Fuente: Getty Images

Después de aquellos discursos proteccionistas con el medio ambiente, la mujer de Johnson conquistó al pueblo británico con un elegantísimo diseño rosa fucsia de & Other Stories antes del discurso de apertura de su marido en octubre de 2019.

Una cosa está clara, a Symonds le gusta el rosa. Un estilo simple y minimalista que puedes usar en cualquier clima y para cualquier ocasión. Vestir un único color tiene una doble ventaja: por un lado, se acabaron los quebraderos de cabeza a la hora de combinar tu estilismo de turno; y  por otro, estiliza la figura de los pies a la cabeza. 

Carrie Symonds estilo Boris Johnson
Fuente: Getty Images

Hoy, la pareja vuelve a ser noticia por la reforma de su apartamento oficial en Londres, que ya es objeto de una investigación bautizada como el Wallpapergate

Las dudas se dispararon cuando Dominic Cummings, ex asesor de Johnson, acusó a este de haber buscado donaciones secretas para financiar su apartamento en 2020. De ser así, el matrimonio habría pagado 58.000 libras en la reforma de su casa. Una cantidad exagerada de dinero que choca con el presupuesto que reciben los primeros ministros por ley para dejar su residencia a punto, 30.000 libras

Sergio E. González

Sergio E. González

Cuando era pequeño una de las cosas que más me gustaba era sentarme a coser con mi abuela Mercedes, modista y patronista. Pero, con los años me olvidé del ruido de la máquina de coser y decidí que a mi lo que me gusta es contar ideas sobre moda, arte y belleza, ya sea con palabras, imágenes, con campañas de publicidad o con señales de humo… lo mío es comunicar. Pero no todo se resume a eso, también me gusta el café con hielo, los perros salchicha, la paella de mi madre y leer poemas de Lorca.

Continúa leyendo