El look de 'business woman' que la princesa Charlène copió a Letizia

La princesa asistió a una cita diplomática con los diferentes embajadores de Sudáfrica, Tailandia y Georgia, vestida con un look perfecto para el otoño. Y a ti, ¿qué te ha parecido?

Charlene de Mónaco recepción
Gtres

La historia de una estrella de Hollywood que se convirtió en princesa. Parece el guion de una película pero, en realidad, todos conocemos la vida de Grace Kelly, quién personificó la elegancia (la elegancia real) con ese halo de sofisticación de las actrices de su época. Su nombre se convirtió en sinónimo de glamour refinado y un giro clásico, pero elegante de la feminidad. 50 años después de su debut, cuando Charlène Wittstock, una nadadora olímpica de Zimbabue y Sudáfrica, se comprometió con el príncipe Alberto de Mónaco, el hijo de Grace, en 2010, la presión para ofrecer una versión del siglo XXI de la imagen de su difunta suegra fue inmensa

Pero, parece que Charlène nunca ha encajado en el complejo entramado de los Grimaldi, como Meghan Markle en la familia real británica). Con un semblante impasible y siempre muy seria, este comportamiento podría tener una explicación según las últimas publicaciones del Paris Match: "Carolina apenas esconde su decepción. Sus miradas heladas hacen que Charlène se estremezca" y añadía: "Mónaco es un pueblo poblado por tiburones y víboras". Sea como fuere, la exnadadora ha encontrado su lugar en el principado y en los últimos meses ha dado un giro de 180 grados a su imagen. Una nueva versión de sí misma, más feliz y auténtica, en lo que parece una auténtica declaración de intenciones: aquí está la verdadera Charlène

Charlene de Mónaco
@ambseokolo

Después de una semana de inagotable inspiración en la que hemos presenciado la reaparición de Carolina de Mónaco vestida de Chanel o Carlota Casiraghi con un look minimalista y sobrio, solo faltaba la mujer de Alberto de Mónaco.

El pasado martes, el príncipe Alberto y su mujer Charlène recibieron al embajador de Sudáfrica en Francia, Tebogo Seokolo, además de los de Georgia y Tailandia. Seokolo compartió en Twitter las imágenes con los príncipes de Mónaco, hablando del encuentro: "Es un honor presentar mi carta credencial a su alteza el príncipe Alberto de Mónaco. También me siento honrado de haber podido conocer a una de las nuestras, la princesa Charlène de Mónaco". Un documento de carácter diplomático con mención especial a Charlène, laureada nadadora olímpica en su país de origen.

Como si de una ejecutiva de negocios se tratase, Charlène nos ha sorprendido con un conjunto de inspiración business woman que no ha pasado inadvertido. Una de las cosas que nos han llamado poderosamente la atención han sido las gafas de pasta de inspiración retro, que le confieren ese aire intelectual y que le hemos visto lucir en contadas ocasiones, en eventos de carácter público. En cuanto a su look, la princesa ha recurrido a un tándem infalible y que nunca pasará de moda: el blanco y el negro. Un outfit de lo más apropiado para la ocasión y que ha combinado con un beauty look muy elegante: cabello recogido con una coleta tirante que dejaba al descubierto el flequillo. Sin duda, el peinado estrella de la temporada.

Camisa de Louis Vuitton Charlène
Cortesía de Louis Vuitton

En cuanto al conjunto, pantalones rectos de tiro alto, fluidos y de estilo working en color negro que ha combinado con una sofisticada blusa de seda blanca con cuello pussybow. Un diseño con manga ligeramente abullonada, fluido y fruncido en mangas y busto de Louis Vuitton (1.320 euros). La prenda está impresa con el estampado monograma de la firma en el lazo que ajusta perfectamente al cuello, elaborado en jaquard. Una opción elegante y perfecta para una recepción de este tipo. Por el contrario, puedes elegir este aspecto como invitada a una boda o para el día a día, tan solo tienes que centrar la atención en los complementos. Y a ti, ¿qué te ha parecido el look de Charlène?

'Efecto Letizia'

Letizia look working
Gtres

Cabe destacar que, otra de las royals que se siente muy cómoda enfundada en looks monocromáticos y minimalistas es: la reina Letizia. Consciente o no de la rivalidad que les une (al menos estilísticamente hablando), parece que Charlène se ha marcado 'un Letizia' en su última aparición con este modelo de blusa pussy bow. En concreto, esta camisa de la princesa de Mónaco bien podría estar colgada en el vestidor de la reina Letizia o de Melania Trump. En 2017, durante la apertura del curso de formación profesional en Teruel, la esposa de Felipe VI se decantó por este look en clave working compuesto por un bolso de cadena rojo de Carolina Herrera, pantalón houndstooth con estampado de príncipe de Gales y blusa con lazada al cuello, un modelo muy similar al último de la princesa Charlène.

Sergio E. González

Sergio E. González

Cuando era pequeño una de las cosas que más me gustaba era sentarme a coser con mi abuela Mercedes, modista y patronista. Pero, con los años me olvidé del ruido de la máquina de coser y decidí que a mi lo que me gusta es contar ideas sobre moda, arte y belleza, ya sea con palabras, imágenes, con campañas de publicidad o con señales de humo… lo mío es comunicar. Pero no todo se resume a eso, también me gusta el café con hielo, los perros salchicha, la paella de mi madre y leer poemas de Lorca.

Continúa leyendo