El tejido ECONYL de H&M y otros materiales ecológicos que te enamorarán

5 minutos

La marca sueca introduce en su séptima colección “Conscious” una nueva tela, el ECONYL, y plata reciclada como alternativas al algodón y tejidos sintéticos.

Telas eco

Comprar, usar, tirar, comprar... Este ciclo se repite hasta la saciedad en nuestras vidas. Cualquier ocasión es buena para cumplirlo y prescindir de forma más o menos consciente del impacto que tiene en el medioambiente. En los últimos años, este insostenible modelo de consumo (cada año, tan solo en Europa tiramos 8 millones de toneladas de ropa y reciclamos apenas el 20%) se ha intentado ralentizar para que los efectos en nuestro planeta sean más limitados. La industria de la moda ha dado un paso significativo en esta mejora global.

Diseñadores como Stella McCartney han desarrollado nuevos modelos y prendas a base de cuero vegetal, limitando al máximo los gastos energéticos. Algunas firmas low cost se han sumado a este compromiso. Es el caso de la marca sueca H&M que acaba de estrenar su séptima colección de prendas ecológicas bautizada "Conscious" (consciente).

Al igual que en sus ediciones anteriores, esta línea incluye prendas únicas a base de materiales eco-friendly cuyo impacto medioambiental es limitado como el tencel, el lino orgánico o incluso el poliéster reciclado y cuenta con dos grandes novedades: el uso de un tejido innovador, el ECONYL, y la plata reciclada. El primero permite la fabricación de prendas sencillas con bordados, como un vestido de novia, mientras que el segundo es ideal para crear bisutería. Según explica la asesora creativa de H&M, Ann-Sofie Johansson: "La innovación aplicada a los materiales sostenibles nunca deja de sorprender. La plata reciclada procede de restos de metal de mínimo impacto medioambiental y ECONYL® es una fibra 100% regenerada de residuos de nailon que contribuyen a conservar los océanos limpios. La manera de usar los materiales en nuestra colección Conscious Exclusive demuestra cómo se puede incorporar la última tecnología a técnicas tradicionales con unos resultados espectaculares".

Ropa eco

En esta colección, protagonizada por Aamito Lagum, Giedrè Dukauskaitė y Christy Turlington Burns, modelo internacional y creadora de la fundación de la salud maternal Every Mother Counts, destacan prendas sencillas, con estampados geométricos y muy coloridos, sin perder de vista las tendencias: pantalones acampanados, faldas de corte A y camisas de corte sastre en su versión 2.0.

Otras alternativas

Ropa eco
 Además de la gama de H&M, existen numerosas alternativas sostenibles al cuero y el algodón. Ante la fuerte demanda y consumo de artículos de piel, algunos diseñadores de moda sostenible han decidido buscar alternativas para respetar tanto a los animales como los humanos. Uno de ellos fue Carmen Hijosa quien decidió lanzar, a través de su empresa ecológica Ananas Anam, el proyecto Piñatex™ en 2013. Inspirada por los trajes tradicionales filipinos conocidos como "Barong Tagalog" que los hombres suelen llevar em ceremonias, se dio cuenta de que se podía utilizar una materia prima totalmente natural para crear todo tipo de prendas.
Tras más de 10 años de pruebas, consiguió una tela suficientemente resistente para crear un prototipo e implantarlo definitivamente en el mercado. Así nació Piñatex, un material innovador hecho a base de hojas de piñas que son directamente recogidas en plantaciones de Filipinas. A través de un proceso que limita al máximo el impacto medioambiental, se procede a la extracción de sus fibras en Barcelona, dando lugar a un tejido de apariencia casi similar a la tela. La “materia prima” tiene un impacto medioambiental muy reducido ya que las hojas no requieren el uso de pesticidas o fertilizantes adicionales.

El tejido puede ser teñido como cualquier otro e incluso cambiar de aspecto según el uso que se le quiere dar. No es un producto biodegradable, sin embargo, es respetuoso del medio ambiente, produce hasta un 20% de residuos menos que la producción de cuero. Su precio, por otra parte, es más asequible que el del cuero animal (25euros/m² para el producto natural, 29 para el dorado o plateado). Casi 500 hojas son necesarias para crear un metro cuadrado. Según varias estimaciones, unos 1.000 m² de tejido Piñatex deberian venderse de aquí a dos años.

Otro ejemplo exitoso es el de la empresa italiana Grado Zero Espace, cuya sede esta en Montelupo Fiorentino en Toscana,  ha creado un tejido altamente resistente y de apariencia muy similar al cuero realizada a base de hongos y el llamado Muskin. Su impacto medioambiental es muy débil ya que el material es natural y su procesamiento no implica el uso de productos tóxicos. Directamente extraído de setas, que solo se cultivan para su creación, es tratado de manera muy parecida al cuero animal pero no es contaminante ni irritante para la piel. Es totalmente impermeable, no retiene la humedad lo que evita la proliferación de bacterias. Es además biodegradable y garantiza el respeto a los animales.

Finalmente, el concepto Biocouture fue impulsado por Suzanne Lee, una diseñadora pionera en la creación de ropa innovadora de lujo e investigadora del Central Saint Martins College of Art and Design de Londres. Su lema es: Cultiva tu propia ropa. El proyecto llevado a cabo consistió en crear prendas biodegradables a través del cultivo de micro organismos vivos como la levadura o las algas. El proceso para realizar las fibras consiste en mezclar, a menos de 30°C, té verde con azúcar, bacterias, y ácido acético. La fermentación permite, al cabo de dos semanas, obtener una tela que podrá ser tratada como cualquier otra tras secar al sol.

Gracias a los biomateriales creados por estas bacterias, distintos tejidos de celulosa se forman permitiendo la creación de prendas. El tejido creado no es ni animal ni vegetal, es transformable en compost. Su único punto negativo es su poca o nula resistencia al agua. El proyecto pretendió hacer bifurcar la moda hacia un modelo de producción “biotecnológico” que limitaría el impacto medioambiental al no producir ningún tipo de residuo.

Ya no tenemos excusa.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS