Vídeo de la semana

Personal shopper: ¿cómo evolucionará su papel a raíz del coronavirus?

El servicio de acompañamiento en estilismo y compra también vive una de sus mayores transformaciones. Lo analizamos con una experta.

Personal Shopper
Imaxtree

El proceso de desescalada se ha iniciado, planteando nuevas preguntas a todos los niveles de la sociedad. ¿Cómo será el mundo post-coronavirus? Aunque resulte difícil analizar los cambios profundos que ha ocasionado la pandemia a estas alturas, podemos constatar el asentamiento de un nuevo panorama. Panorama caracterizado, en el sector de la moda, por una aceleración del proceso digital. Las Semanas de la Moda prometen reinventarse, con calendarios flexibles decididos por las mismas casas de Alta Costura. Han cambiado nuestras maneras de descubrir tendencias y por supuesto de comprar. Numerosas firmas de moda han reabierto las puertas de sus tiendas físicas, con una perspectiva en la que el shopping físico y digital serán más que nunca complementarios.

¿Qué ocurrirá con los profesionales del sector? Pensamos por ejemplo en los Personal Shoppers, o "compradores personales", expertos en moda que asesoran y redefinen la imagen global de sus clientes. Su trabajo, esencialmente físico hasta ahora, se está reinventando. Lo analizamos con Fátima Valdés Nieto, estilista, Personal Shopper y autora del proyecto War(Drobe), "enfocado en ganarles la batalla al qué me pongo".

Personal Shopper
Imaxtree

¿En qué consiste tu proyecto War(Drobe)? ¿Cómo ha nacido? ¿De qué manera trabajas?

Tras 13 años trabajando como estilista y editora de moda, enfocada en potenciar la imagen global de diferentes marcas y medios a través de la dirección creativa y el styling, decido abrir una nueva vía de consulting personal, llevando todo mi expertise, también, a los armarios reales. La idea de War(Drobe) surge tras descubrir una necesidad real en esa tónica general conocida como “no tengo nada que ponerme”. Nace con la firme intención de Ganar esa Batalla al Qué Me Pongo, de amortizar y actualizar cada una de las prendas del cliente en base a las tendencias actuales y de salir de ese patrón de combinación habitual, que no deja de repetirse. "Te hacemos todos los looks de mes con tu ropa para que no tengas que pensar qué ponerte ni cómo ponértelo" se presenta como un sueño, pero es una realidad.

Se trabaja, tanto de manera presencial haciendo los looks directamente en casa del cliente, como por video conferencia, montando cada outfit a posteriori con Photoshop

¿Por qué el papel de Personal Shopper es fundamental? En base a tu experiencia, ¿qué crees que buscan realmente los clientes? ¿Cuál es el principal problema al que nos enfrentamos a la hora de vestir?

El papel del Personal Shopper empezó siendo el de acompañar, asesorar o asistir al cliente durante el shopping. A día de hoy ha evolucionado hasta convertirse en una labor mucho más honda, amplia y valorada puesto que, con el bagaje apropiado, ofrece un consulting profesional casi milimétrico. El nuevo Personal Shopper, bien preparado, se llama Fashion Consultant.

Los clientes suelen buscar, por un lado, proyectar confianza y por otro, no perder tiempo en tratar de averiguar cómo vestirse cada día. La primera parte es independiente de cualquier indumentaria. La ropa es una herramienta excelente con la que mostrarse ante el mundo, pero debemos recordar que sin nosotros, pierde todo su valor. La seguridad brota desde dentro hacia a fuera, no al revés. Es uno de mis famosos mantras. La segunda parte se subsana de manera inmediata con el método War(Drobe) puesto que al tener los looks hechos y definidos previamente, el cliente no necesita pensar qué ponerse. El principal problema suele ser, precisamente, el de no saber plantear un outfit diario más allá del manido sota, caballo, rey. La gran mayoría, aun disfrutando de una cantidad de ropa considerable, afirma no tener nada que ponerse, cuando la auténtica realidad es que no saben cómo ponérselo.

¿Cuál es tu principal objetivo a la hora de aconsejar un cliente? ¿Con qué quieres que se quede?

Mi punto de partida profesional se fusiona con el deseo personal de que el que el cliente, previamente, se acepte tal y como es. Es el primer y eminente eslabón de una larga cadena. Antes que vestirse. Antes que comprar. Poner el foco de atención en todo lo que somos y no en lo que no somos. “Amarse a uno mismo es el comienzo de un romance de por vida” que decía Oscar Wilde. Si obviamos éste paso e independientemente de un excelente trabajo

posterior, el resultado final nunca terminará de estar bien, porque nosotros tampoco lo estaremos.

El futuro

Futuro personal shopper
Imaxtree

¿Estás a favor del concepto "menos es más"? ¿Por qué solemos tener más ropa de la que necesitamos?

Soy partidaria de la responsabilidad mayúscula, del conocimiento previo tanto de nuestras prendas como de las carencias que encontramos a la hora de vestirnos, antes de hacer cualquier shopping, y después “Si hay algo que echamos en falta, es porque nos hace falta”. No sabemos lo que tenemos ni cómo combinarlo y eso, irremediablemente, nos lleva a buscar una respuesta fácil en las tiendas y en los looks de sus maniquís, en vez de hacerlo en los propios cajones. Allí donde vive nuestra realidad. En ocasiones, también compramos motivados por un ímpetu o impulso, casi irrefrenable, de querer tener o de querer ser, dejando la necesidad real aparcada en un peligroso segundo plano. Esa aceptación previa a la que me refería antes, precisamente, ayuda a no tratar de llenar determinados vacíos con cosas materiales. El resultado es un armario abarrotado, repleto de items que no sabemos cómo utilizar, porque han sido adquiridos con deseo y no con cabeza.

¿Cómo dirías que la crisis ha cambiado los hábitos de consumo? ¿Tenemos que acostumbrarnos a un servicio principalmente en línea? ¿Acelerará el proceso de digitalización de la moda? ¿Te planteas proponer un servicio exclusivamente digital a largo plazo? ¿Cómo crees que evolucionará el trabajo de Personal Shopper?

Los hábitos de consumo, tanto por la crisis como por el ritmo de vida actual, cada vez son más digitales, pero el cliente no quiere renunciar a una experiencia sensorial que, no solo conoce, sino que le satisface. Por eso los E-commerce, muy poco a poco y siguiendo la impecable estela del gigante Inditex, adornan sus parrillas con fotografías, estilismos y fashion films puramente editoriales, con los que ofrecen a los usuarios un sugerente viaje a través de lo que podrían ser las páginas de un fashion magazine. Un interesante plus que demuestra que la imagen, a día de hoy, tiene el mismo valor que la venta.

Algunos servicios de los que ofrezco en War(Drobe), como la creación de looks, ya pueden disfrutarse de manera igual de profesional en versión digital, pero otros como la colorimetría, requieren de un face to face para conseguir resultados precisos y exactos, no compatibles con las pantallas.

El trabajo de Personal Shopper o Fahion Consultant evolucionará en la medida en que la persona que hay detrás evolucione. La diferencia entre un profesional y otro reside, precisamente, en una perfecta armonía entre su background y su valor individual, que supondrá ese auténtico extra. Un conocimiento experimentado y dilatado, apoyado en el análisis, la previsión e interiorización de todas las tendencias y desfiles, tanto nacionales como internacionales, unido a la sensibilidad, la empatía y el dialogo, que después debe poder aplicarse con criterio a las necesidades de cualquier cliente.

A nivel empresarial

Empresas personal shopper
Imaxtree

Esta evolución del papel de Personal Shopper también se observa con nuevos servicios prestados por las firmas de moda.

Entre ellas, se encuentra la firma francesa ba&sh, creada por Barbara Boccara y Sharon Krief. Desde el pasado 11 de mayo, la marca ofrece de manera exclusiva a sus clientes dos nuevos servicios: uno shoppable Livestream (ba&sh On Air) y otro en remoto de Personal Shopping (ba&sh Personnel Shopper). Los miembros de su comunidad podrán en este sentido "asistir a retransmisiones en vivo, presentaciones en diferido y sesiones de ventas de las colecciones de la marca". Con el primero, ba&sh presentará y venderá sus piezas durante reuniones virtuales colectivas, los clientes podrán registrarse antes de una transmisión en vivo o volver a ver encuentros pasados cuando quieran. Son los embajadores de la marca quienes liderarán los encuentros. Con el segundo, los clientes recibirán un asesoramiento personalizado, recibiendo un enlace a una videoconferencia en la que el gerente de la tienda se conectará a la hora que haya elegido. La experiencia y la selección serán individualizadas y los pedidos se tomarán de forma remota con un modelo similar a la venta por comercio electrónico.

"Estos nuevos servicios desarrollados en tiempo récord por nuestro equipo de innovación, son una respuesta personalizada, ergonómica y natural a la transformación de os hábitos de consumo. Satisfacen la perspectiva de reequilibrio entre placer y seguridad durante el acto de compra, y respaldan la mayor digitalización de la compra, incluso entre las poblaciones más difíciles. Este proyecto es parte de nuestra estrategia de transformación e innovación. Permite mantener vivo uno de los pilares de nuestra marca, la conexión con nuestros clientes.", explica Pierre-Arnaud Grenade, Global CEO de ba&sh.

En el marco del confinamiento, la firma de Alta Costura a medida para novias, invitadas y red carpet Fernando Claro lanzó un un sistema de cita virtual, con el objetivo de "ofrecer a sus clientas potenciales sus servicios habituales, a pesar de tener cerrados los ateliers al público por las circunstancias pertinentes". Una revolución, prueba de que la moda es definitivamente capaz de adaptarse.

Sophie Fernández

Sophie Fernández

Ser periodista y un buen café son dos de las razones que me tiran de las sábanas cada mañana. No imagino un mundo sin igualdad, novelas de Victor Hugo, moda, viajes, belleza, tortilla poco cuajada ni rock de los 50. Con el corazón en constante vuelo directo París-Madrid. Y los pies enfundados en bailarinas de punta.

Continúa leyendo