Este vestido rojo de Victoria Beckham es toda la inspiración que necesitas para ser la invitada mejor vestida en Navidad

De satén, largo y con el cuello más bonito y original de la temporada.

El mundo de la moda es muy, como dicen muchos expertos, impredecible y fantasioso. Y no, no hablamos de tendencias, hablamos de casas de moda, diseñadores, conglomerados y celebritiesNada es lo que parece. Si nos paramos a pensar en un ejemplo que ha experimentado una increíble transformación en los últimos años, ese es: Victoria Beckham.

Nos remontamos a la década de los 90, cuando la moda era solo un pasatiempo para la cantante de las Spice Girls, no una profesión. Todo comenzó cuando Marc Jacobs se topó con una Victoria Beckham llevando una versión falsa de su bolso graffiti para Louis Vuitton. Sorprendido y horrorizado a partes iguales, decidió enviarle uno verdadero y ahí comenzó el inicio de una gran amistad que perdura hasta nuestros días, y la incursión de Beckham en la industria de la moda, aunque algunos aseguran que siempre estuvo.

"Nunca imaginé que mi objetivo final sería que la 'Spice pija' llevara un bolso de Louis Vuitton", declaró a WWD en 2005. "Fue algo divertido". Sin duda, Victoria Beckham se espantaría con la idea de llevar una falsificación a día de hoy. Su respeto mutuo (y por la moda) no ha disminuido, lo que culminó con la reinvención de la famosa campaña de Jacobs de 2008 en la que posó saliendo de una bolsa de la compra como una muñeca. Esta vez, el bolso no lleva el nombre de Jacobs, sino el nombre de su propia marca homónima. Una empresa aclamada por la crítica, que cuenta con 400 tiendas en más de 50 países a nivel internacional y oficinas en Londres y Nueva York.

Marilyn Monroe vestido rojo
Marilyn Monroe fotografiada por Milton Greene en 1957 | Fuente: @marilynmonroe

Mucho hemos hablado y escrito sobre el poder de un vestido negro pero, ¿qué pasa con el rojo? El símbolo de la sensualidad por excelencia y el más importante de la cultura pop. Ya en 1957, Milton Greene, fotógrafo de moda y celebridades estadounidense, se encargó de retratar a Marilyn Monroe con un vestido rojo. En 1986, Chris de Burgh alcanzó la fama internacional con el lanzamiento de su single: Lady in red. En La lista de Schindler, película rodada en su totalidad en blanco y negro, aparece una niña vistiendo un llamativo abrigo de color rojo durante el brutal desalojo del gueto de Cracovia. Y en 2012, Kate Middleton encandiló a medio mundo con un vestido rojo de Alexander McQueen, quien junto a la reina Letizia, han hecho de este color su mejor arma de estilo.

Poderoso y con mucha personalidad, lo que se conoce como el "Efecto red dress", ha sido estudiado por numerosos psicólogos conductivistas a lo largo de la historia y han demostrado que los hombres sienten más atracción física por las mujeres que visten de este color. Pero, ¿qué hace que este tono resulte tan adictivo? En primer lugar, siempre ha estado vinculado al poder, la riqueza y la pasión; y en segundo lugar, a lo largo de la historia todos los significados atribuidos a esta tonalidad han convergido en tres puntos en común: el amor, la lujuria y el sexo.

Victoria Beckham vestido rojo
La diseñadora Victoria Beckham en Londres | Fuente: Gtres

Conocedora del poder de esta tonalidad, Victoria Beckham se ha enfundado un vestido perfecto para esta Navidad. Una apuesta arriesgada que pone la nota de color en estas celebraciones marcadas por un enemigo invisible, el coronavirus.

La diseñadora Victoria Beckham en Londres vestido rojo
La diseñadora Victoria Beckham en Londres | Fuente: Gtres

La Posh Spice se ha enfundado un vestido largo confeccionado en satén rojo con un aire camisero, falda cruzada y bajo asimétrico. Un diseño de cuello bobo con detalle de volantes al tono y lazada en negro. Se trata de un elegante modelo de la colección primavera/ verano 2021 de su marca homónima y cuyo precio es de 1.642 euros.

Sin duda, el aliado perfecto para estas fechas cuando nos viene a la cabeza la dichosa frase: ¿qué me pongo hoy?. Para sacar el máximo partido a tu vestido, opta por unos salones de punta en color fucsia para ese extra de estilo que, como Victoria, nunca falla.

Sergio E. González

Sergio E. González

Cuando era pequeño una de las cosas que más me gustaba era sentarme a coser con mi abuela Mercedes, modista y patronista. Pero, con los años me olvidé del ruido de la máquina de coser y decidí que a mi lo que me gusta es contar ideas sobre moda, arte y belleza, ya sea con palabras, imágenes, con campañas de publicidad o con señales de humo… lo mío es comunicar. Pero no todo se resume a eso, también me gusta el café con hielo, los perros salchicha, la paella de mi madre y leer poemas de Lorca.

Continúa leyendo