Nueva colección, redes, estilo post-pandemia: descubre nuestra entrevista moda con Sara Carbonero e Isabel Jiménez

Las periodistas, diseñadoras y amigas de larga trayectoria presentan este otoño/invierno su nueva propuesta. Charlamos con ellas sobre su marca Slowlove y el sector en constante cambio.

Luce tenue, cortinas espesas, sofás y alfombras estampadas, brindaron al emblemático Bardot, ubicado en el número 29 de la calle Joaquín Costa, el ambiente más propicio a la presentación de la nueva colección de Slowlove. Sara Carbonero e Isabel Jiménez, rodeadas de su equipo y del conjunto de la familia Tendam (que integraron el pasado mes de marzo), introdujeron, el pasado 15 de octubre, "Dancing in the street", una propuesta de espíritu setentero que remite a la estética de grupos como "The Mamas & The Papas" (cuya interpretación del tema da nombre a esta campaña).

Esta nueva colección otoño/invierno 2021/2022 se aleja de forma sutil del estilo campestre de sus inicios, para acercarse a un espíritu más rockero, urbano y atrevido, confirmando la evolución de una marca nacida en 2015, fruto de la pasión por la moda y la gran amistad de las periodistas. Fue, entre risas y una complicidad evidente, que charlamos con Sara e Isabel de la colección, pero también la evolución de su marca y del sector de la moda en general. 

¿Qué destacaríais de esta colección? ¿Cómo conseguís reinvetaros sin perder vuestra esencia?

Sara Carbonero: Creo que con respecto a la anterior es muy diferente, hemos dado un salto, hemos incorporado prendas nuevas, la idea fue atrevernos permaneciendo siempre fieles a nuestro estilo. Esta colección está inspirada en los años 70, hay estampados étnicos, florales… siempre son prendas muy versátiles, como los vestidos. Seguimos con los jeans pero cada vez tenemos más modelos, más camisas vaqueras… vamos ampliando. También hemos sumado bastante calzado, nos hemos atrevido con la bota, el rojo en el botín. Es una colección con más opciones y yo diría que es más atrevida, como el traje que yo llevo por ejemplo. Nos vamos atreviendo con prendas más arriesgadas y que a lo mejor no son tan ponibles. 

Isabel Jiménez: Nos inspiramos en nuestra vida, nuestras cosas… la música por ejemplo, nos gusta mucho a las dos, es una manera también de inspirarnos. Siempre hemos tenido esta filosofía de arriesgar, esta vez como decía Sara, por algo más cañero. También queríamos alejarnos de algo un poco más de campo pero sí… vamos hacia algo más rockero, más urbano. 

Sara: El folk urbano. Nos imaginábamos de hecho haciendo las fotos de campaña en Londres… nos inspiramos en nuestra vida, nuestros sueños, los viajes…

Isabel: La parte más de dirección creativa, hemos querido traerla a Madrid porque Londres nos gusta mucho como inspiración, este mundo Beatles, la música tan británica... pero es verdad que hemos querido traerlo a Madrid por las limitaciones del COVID y es cierto que Madrid la sentimos muy nuestra, la redescubrimos de otra manera, hemos ido a sitios que hemos visto mil veces… pero la ves desde otra perspectiva, desde otro punto de vista, paseas la ciudad de otra manera. Esto te permite que haya un pedacito de Madrid en esta colección.

¿Cuáles son vuestras prendas favoritas de la colección?

Sara e Isabel
Gtresonline

Isabel: Hay muchas. Hay vestidos muy especiales, porque igual que la primera colección que sacamos justo con Cortefiel, nos decantamos mucho por el punto, con jerséis muy especiales, diferentes a lo que habíamos hecho nosotras antes. Y creo que esta es la colección de los vestidos especiales y de los looks especiales. Lo ha definido mucho Sara… no me queda con una. El estampado de mi vestido, que antes de diseñar lo que era el vestido, se ha realizado con unos dibujos de unas mariposas de una empresa italiana que nos ha permitido, que lo hacen pocas marcas, abrir su archivo antiguo y buscar estampados para todas las flores, las mariposas. Tener a una empresa italiana de mucha historia que te abre su archivo antiguo para desarrollar tu colección es un plus añadido.

Sara: Yo sí me quedo con el traje que llevo, lo hemos pensado para la noche, la Navidad, para los eventos que tengamos, es especial. Y luego, creo que el calzado de esta colección, hemos dado un salto de calidad muy importante, en concreto, un botín marrón con unos bordados que me encanta. Lo tienes en la mano y dices, "vaya, es tal y como me lo hubiera imaginado" y creo que hemos ido avanzando, tenemos más cantidad y más elaborado el calzado.

Isabel: Esta el rojo que es como una apuesta que define un poco también la colección pero hay dos, negros, tanto la bota alta, muy setentera como la plana, como la motera… que son como un guante.

¿Cómo creéis que cambió la moda y su percepción desde la pandemia?

Isabel: Noto que hemos pasado a nivel pura moda y lo que se está llevando, a de repente estar a una moda muy chandalera, de sport, de estar cómodo, de hacer reuniones y trabajar desde casa… de hecho todas las grandes marcas tenían colecciones de este estilo en los escaparates… todo tendía a la prenda más casera y más acogedora. Y creo que de repente hay tantas ganas de salir y de recuperar el tiempo perdido, de volver a vivir cenas con amigos, la fiesta entre muchas comillas… volver a arreglarse, creo que allí todas las marcas, y nosotras en esta colección hemos tendido a buscar look más especiales por eso.

Sara: A mí me ha hecho pensar, en general, creo que ahora es importante que todo se vaya reactivando pero es verdad que piensas a veces que compramos mucho, compulsivamente. Yo ahora compro menos cosas, como digo siempre de más calidad, y me las pongo más veces y si entro una cosa saco otra… es verdad que intento no acumular porque claramente no ha habido ocasiones. Y ahora aunque las hayas, creo que somos más conscientes de que no necesitamos tantas cosas, de alguna manera, yo por lo menos, compro cosas que voy a ponerme mucho, como de esta colección… es versátil, te la pones para trabajar y de repente te pones el tacón y ya vas a cenar. Ya no tanto cosas muy caras para dos momentitos puntuales.

Siguiendo esta idea... ¿notáis un avance muy notable en la demanda, con respecto a la sostenibilidad?

Isabel: Esto tenía que llegar, nosotras nos posicionamos hace ya tres años cuando esto era incipiente, nos ha permitido llegar a un nivel de producción sostenible. En el público en general creo que hay cada vez más conciencia. Buscamos la sostenibilidad, pero que el consumidor tenga claro qué esta comprando. Por eso es importante que cada etiqueta, prenda identifque y sepas por qué. Que no te diga Slowlove es sostenible… ¿pero por qué? Que no quede allí la cosa. No podemos decir 100% sostenible porque seguramente hay algo en el proceso que todavia se escapa. Lo que queremos es, con cada colección, ir superando estas barreras e ir hacia el 100% pero siempre con transparencia de cara al consumidor.

¿Qué momentos claves de vuestra experiencia con Slowlove destacarías hasta la fecha?

Sara: Momentos buenos... casi todos han sido positivos, nos ha tocado pelear mucho y decirte uno un poco más negativo o complicado… a lo mejor cuando me fui a vivir fuera, Isa se quedó embarazada, tuvimos una época en la que nos costaba mucho más trabajo estar encima, sacar adelante por eso tenemos mucha suerte de tener el equipo que tenemos, que siempre me gusta destacar y nombrar, que son gente joven, curranta, que han estado allí. Para mí personalmente, fue clave porque noté que me separaba un poco… no podíamos cuidar con tanto mimo la marca. Pero quitando eso, con la gente que estaba e Isa que se desdoblaba…

Isabel: Ha habido momentos muy complicados. Al final, la gente piensa que estamos ella y yo, nos abre muchas puertas pero esto no deja de ser una start-up, una empresa que ha empezado de cero y que ha pasado por todos los procesos de este tipo de empresa: necesitas financiación, contactar con proveedores… éramos una empresa y una marca muy pequeñita, nos costaba que alguien produjera porque al final cuando tu produces, tienes que encontrar a un fabricante que no lleve un gigante de la moda que diga: "quiero cinco millones de unidades" y que tu le pidas doscientas…

Sara: Entonces no llegaban colecciones, nos hemos encontrado con diseños que luego no tenían nada que ver…

Isabel: Hemos peleado mucho. Ha sido una carrera de fondo. Hemos encontrado nuestro sitio, teníamos a nivel de imagen muy claro lo que queríamos y no desmerece el hecho de que haya sido una start-up como otra cualquiera, si es verdad que conseguimos dar con un partner que tampoco fue fácil porque queríamos dar un paso más… necesitábamos encontrar un compañero de viaje, fue Tendam y ha sido el mejor momento de todos porque nos ha permitido quedarnos con la parte bonita que es la parte creativa, seguir con la esencia de la marca, es lo primero que quiere Cortefiel y que pedimos al hacer estre matrimonio. Ahora es cuando estamos disfrutando de verdad, vemos como las cosas que nos gustan, los objetivos que tenemos no nos cuestan un mundo… tenemos toda la maquinaria de una gran empresa como es Tendam.

Sara: También quiero decir que éramos muy felices cuando estábamos en mi casa, haciendo cajas, midiéndolas (risas). Tenemos una foto de este día que era tal cual: "¿Cuánto miden unas botas? ¿Un sombrero? ¿Y la caja?". Con nuestro metro, desde cero. Cuando Isa se fue a buscar a un señor que nos estampaba el sello en el tazón y no era así… 

Isabel: Envíamos a mi hermana, pidiéndole: "Oye, investiga al alfarero cómo se pone el sello del logo…" (risas). No sé si te acuerdas, Martín, que era muy pequeñito, se vino a hablar con el artesano que nos hacía los primeros bolsos en el taller de Madrid, un sábado por la mañana, estaba aprendiendo a andar… ahora mucha fiesta, muchos amigos, pero esto tiene para escribir un libro (risas).

Sara: ¡O dos!

¿Cómo diríais que las redes sociales influyen en vuestro trabajo?

Sara: Creo que Instagram, como todas las redes sociales, son un arma de doble filo, siempre lo he dicho, tengo épocas que soy más activa, otras menos. Hace un tiempo leí un informe que todo el mundo ha comentado, lo hizo Facebook, no sé hasta qué punto está demostrado que hay gente a quien Instagram no le sienta bien, te crea una ansiedad… para nosotras, yo al menos e Isa creo que también, es útil como herramienta de trabajo, nos gusta compartir… pero siempre he pensado que si no hubiera tenido esta profesión tendría la típica cuenta privada, de Instagram. Con esto te digo todo… creo que es una red muy creativa, está muy bien para inspirarte ya sea en moda, viajes, belleza, gastronomía… pero sin perder la perspectiva de que allí solo se va a ver lo bonito. Para el proceso creativo de la moda creo que es positivo. Compartimos muchas imágenes, algunas de las que cogía Cortefiel eran de Instagram… la única connotación negativa es la percepción, qué se ve allí, hay que ser conscientes.

Isabel: En cuanto a la creación y la moda, es generar un universo y una filosofía y todo esto que antes costaba a una marca un mundo transmitirle al cliente una marca… por eso es muy bonito. Nosotras de hecho, las cuentas a las que somos más afines, ya no te hablo de otras marcas de moda… cuentas de repente de una nutricionista. Hay mil que te inspiran, esta imagen te llega de un sitio, es un universo generado en torno a la marca. Es verdad que las redes tienen su parte buena y mala. Lo usamos como herramienta de trabajo, yo de lo que es el perfil informativo, me ha permitido enseñar que somos algo más que personas serias que contamos las noticias… es verdad que yo allí también saco mi personalidad que es muy opuesta a este día a día. Enseñando un poquito la patita... pero ninguna de las dos tenemos nuestra vida expuesta de la mañana hasta la noche. Si todos utilizamos el sentido común, todo es bueno aunque todo tiene su parte negativa.

¿Cómo lleváis el ser referentes en moda y que se analizen vuestros looks constantemente?

Sara: Siempre va a ser un halago, pero nunca lo he pretendido ni nunca lo he pensado, nunca me he vestido para esto… hubo una época en mi vida en la que trabajaba en la tele, todas las mañanas salía de mi casa para ir a la redacción y nunca pensaba en lo que me ponía, por lo que fuera, este estilo llegó a la gente… más que referente e influencer, me gusta mucho hablar de inspiración. La inspiración está en todos los sitios, sigo a muchas personas por lo que me transmiten, yo siempre tengo la esperanza de que no solo sea la moda lo que le llega a la gente que me sigue, que aparte, me siento muy bien cuando comparto una publicación con un texto, que genere una emoción más allá… estoy contenta, cuando a veces comparto libros o pensamientos, la gente también lo nota. Lo importante es la credibilidad, a lo largo de nuestra carrera y de nuestra profesión, saber cuidar eso. Si te ganas la confianza de la gente, da igual lo que tu les cuentes que te funciona… lo van a comprar. Comprar en el mejor sentido de la palabra. "Si me lo dice Sara, me lo creo". Para mí es un honor porque significa que habré mantenido una coherencia en los tiempos que corren ahora, porque hay muchas opciones, esta manera de trabajar… "te doy esto y pones esto". Yo es verdad que tengo allí bastante cuidado y me gusta que las cosas que recomiendo sean buenas.

Isabel: Voy a contestar también por ella (risas). Es verdad que ella, más allá de ser una inspiración a nivel moda, que pudo empezar así… lo que inspira es mucho más allá de la moda. Es esta sensibilidad, esta forma exquisita de escribir, todo lo que recomienda, sean libros, sean poemas, sea musica… todo te hace reflexionar. Yo soy más de: "Esto me gusta, lo comparto". 

Sara: A veces yo la regaño (risas). Digo: "¿Qué haces?". Yo soy muy intensa, qué le vamos a hacer… en el término medio está la virtud (risas). Por quitarle hierro, es verdad, insisto en que no soy consciente, muchas veces te pones algo, me ha pasado en ocasiones, ni lo etiquetas ni lo nombras porque es algo que te ha regalo alguien, o de un viaje… a mí todavía me sorprende el efecto que todavía se crea.

Isabel: Tengo de hecho una anécdota de este verano. Le regalé un vestido que era muy de su estilo, que yo tengo del año que me casé, me casé en el 2009. Se lo puso y todo el mundo como loco… mi hermana, como conocía el vestido… ¿tú sabes la gente que machacó a mi hermana por privado? Preguntando: "Por favor, dinos de dónde es el vestido".

Sara: El vestido me lo regaló ella en el 2017 en Menorca. Tenía más años el vestido… pero sí, da igual de dónde sea, muchas veces lo has comprado en una tienda vintage, en un mercadillo… creo que es la persona. A mí me pasa con otras, es maravilloso. A veces te gusta esta persona y ya confías en que lo que lleva… es admiración e inspiración, es muy bonito.

¿Cómo os veis dentro de cinco años? ¿Os plantearíais la creación de una marca paralela?

Isabel: La vida siempre me ha sorprendido y ha ido por delante. Y en esto, por mucho que me pueda imaginar, en cinco años me habrá sorprendido. 

Sara: Voy a ser muy breve, siempre digo cuando me preguntan qué quieres… cuando tienes todo y estás fenomenal y está todo bien, no quiero tampoco visualizar más. Con estar como estamos estaría perfecto. 5 años no lo hubiéramos soñado así que yo me quedaría así.

 

 

10 preguntas moda relámpago

Slowlove
Gtresonline

Una década moda clave

Sara: Los 70

Isabel: Los 20

Una prenda imprescindible

Sara: Una chupa de cuero 

Isabel: Un botín

Un icono

Isabel: Audrey Hepburn

Sara: Lady Di

Un tejido

Sara e Isabel: un algodón orgánico

Una gran fortaleza

Sara e Isabel: la sensibilidad

Un look para un día de trabajo

Isabel: Cualquier look de Slowlove con una bota plana

Un look para una primera cita

Sara: Iría con vaqueros, camiseta básica, una americana y un tacón.. depende, si por el centro, un botín. Pero es verdad que yo para las primeras citas, menos es más, porque como no sabes cómo la persona va a ir… mejor ir correcta, no te pases, luego te metes en el bolso unos aros, unas joyas y vas viendo. 

Un look para un evento

Sara: Pijamero total, un look con pantalón, un vestidito negro… ahora el momento pantalón masculino, ir cómoda, el momento en que te lo quieres pasar bien. Más que ir perfectita, cómoda y estilosa, este estilo pijamero, de noche y Navidad.

Un look para estar en casa

Isabel: Un pantalón de algodón sueltecito y alguno así de punto que te arrope, una sudadera…

Sara: Los conjuntitos que hay ahora, chándal, pero conjuntado.

Un look para un brunch con amigas

Sara: Los vestidos vaporosos, bota… vas mona y elegante, cómoda.

Isabel: Por ejemplo, un vaquerito con una básica y un chaleco, de estos largos, con borrego, de Slowlove… 

Sophie Fernández

Sophie Fernández

Ser periodista y un buen café son dos de las razones que me tiran de las sábanas cada mañana. No imagino un mundo sin igualdad, novelas de Victor Hugo, moda, viajes, belleza, tortilla poco cuajada ni rock de los 50. Con el corazón en constante vuelo directo París-Madrid. Y los pies enfundados en bailarinas de punta.

Continúa leyendo