Estas son las prendas con las que están obsesionadas las redactoras de moda

Las miramos, las deseamos y las queremos.

Imaxtree

La realidad del mundo de la moda mucho dista de cómo se dibuja en las películas o en las series de televisión, no obstante los que aquí nos hayamos lo hacemos por una mezcla de vocación y pasión que nos hace engancharnos a esta noria de tendencias. Nos encanta quedar con nuestros amigos del sector pero, la realidad, es que cuando más felices somos es cuando nos juntamos cuatro insiders de la moda y podemos hablar abiertamente de nuestros pesares, preocupaciones y obsesiones porque, como cantamos todo al unísono, "¡nadie nos entiende!".

Podría pensarse que estamos agotados de hablar de pasarelas, novedades o celebritiesinfluencers luciendo las colecciones crucero pero, la realidad es que... ¡no lo estamos nunca! Lejos de ello cada vez que tenemos ocasión nos juntamos y suspiramos con una pequeña lista de deseos que anhelamos conseguir porque, pese a lo que puedas pensar, nuestros armarios no son como los que vimos en "Crueles" - quizá esta referencia es muy late millenials, de treintañeras, para que nos entendamos - digamos, para que todo el mundo lo visualice, que no solemos tener un vestidor como el de nuestra querida Paula Ordovás, ya nos gustaría. Pero eso no quita que, cada vez que nos juntemos, enumeremos, casi por orden alfabético, una lista de necesidades creadas entorno a piezas que consideramos de vital importancia esta temporada: bien sea por su diseño o, sencillamente, porque consideramos que serán virales.

He aquí la recopilación que he hecho de lo que he escuchado estas últimas semanas en boca de los profesionales del sector de la moda, con los que he tenido ocasión de sentarme recientemente. Para ser honestas diré que, también, hay cosas de mi cosecha. 

Loewe

¿Puede haber capricho más apetecible que este conejo talla mini de piel con borrego de Loewe? Puedo asegurar que si cayera en nuestras manos sí que llevaríamos monedas y dejaríamos de protestar cuando no aceptan tarjetas para pagar un café. (Bunny crochet Bag, Loewe: 380€). 

Liu JO

Si eres amante de Sexo en Nueva York un golpe de nostalgia te puede sacudir de inmediato cuando veas este vestido de tul de la marca italiana Liu Jo. Es sin duda un vestido icono que, con una blazer oversize negra, hará las delicias de tus fiestas y cenas navideñas. Liu Jo (220€). 

Abrigo Colmar

Esquíes o no esta temporada de bajas temperaturas...¡este es tu abrigo y no otro (palabra de amante de las nieves y de la moda en particular)! Yo personalmente he comenzado a generar el deseo con este modelo entre mis compañeros de la industria de la moda. Colmar es un imprescindible en las pistas de esquí y en las gélidas mañanas de las ciudades. Femenino y de líneas muy favorecedoras al tiempo que muy calentito. (699€).

Mango

Si el año pasado todo el mundo hablaba de la falda de lentejuelas roja de Zara esta temporada le toca el turno a este vestido de Mango. Sus aires 20 y su composición de pailletes a diferentes alturas le convierten en todo un must de estas fiestas. (149,99 €)

Benetton

Si ya te decía que las late millenials tenemos algo en común: una infancia salpicada de color gracias a Benetton. Por ello, cuando la marca italiana con Jean-Charles de Castelbajac a la cabeza, lanzó toda esta colección revival de mochilas de aires 90's necesitamos, irremediablemente, hacernos con una de ellas. Benetton, (39,95€). 

Desigual

Las chaquetas denim son, gracias a la revolución causada por la de Mickey de Desigual hecha a mano, por cierto, un objeto de deseo y codicia. Por ello seguimos en esta estela y con el permiso de Mickey Mouse apostamos por esta con toques de tartan y pachword de Desigual (159,95€). 

Movado

Movado vuelve a España con fuerza y lo hace con una colección cargada de simbolismo y referencias con el arte - ¿sabías que tenía un reloj diseñado por el mismísimo Andy Warhol? -. Este fue, sin duda, el reloj que más nos gustó. Lo hay de talla grande y pequeña, nosotras elegimos el grande, pese a tener muñecas de porcelana. (650€). 

Gloria Vázquez Sacristán

Gloria Vázquez Sacristán

Vivía dividida entre ser escritora, panadera o guionista de cine. No concibo la vida sin música, un verano sin libros, ni una buena conversación que no sea en torno a un plato de comida. Apasionada de la moda y la belleza desde pequeña, amante empedernida de los deportes de montaña y acuáticos, coleccionista de perfumes y tacones que no aguanto más de dos canciones. No recibí la llamada de la medicina, como le hubiera gustado a mis padres, pero sí sentí la necesidad de buscar el bienestar de los demás y a eso me dedico, humildemente, con mi pluma o mi teclado, desde aquí, todos los días.

Continúa leyendo