'Faithfull de brand': la marca que agotó las existencias del vestido de flores que llevó Kate Middleton en cuestión de minutos

Como sabemos, el 'Efecto Kate' tiene el poder de agotar una prenda en cuestión de minutos, en la tienda o en la página web. Y cuando se trata de una firma asequible, su éxito es demoledor.

Kate Middleton
Gtres

Uno puede acudir cualquier día de la semana y contemplar el cambio de guardia del Palacio de Buckingham y encontrarse con un rimbombante evento amenizado por el clásico Dancing Queen de Abba o por la banda sonora de La guerra de las galaxias. La residencia oficial de la reina Isabel, epicentro de todos los asuntos que atañen a la corona, es también testigo de la mayor parte de las propuestas de estilo desde los tiempos de la reina Ana, la última Estuardo, hasta los de la propia reina y su nuera, Kate Middleton. En la última década, la duquesa de Cambridge ha desbancado a cualquier miembro de la familia real, acaparando la máxima atención en cuestión de estilo (y Meghan Markle fue nombrada en el informe anual de Lyst como "la mujer más influyente de la moda", en 2019).

Kate Middleton se ha consolidado como un referente de estilo en el mundo entero. Sus propuestas más sobrias y tradicionales han conquistado tabloides y se ha convertido en un fenómeno de masas, especialmente en Instagram, donde cientos de cuentas tratan de emular su personalísimo estilo con propuestas de moda un poco más asequibles. Al igual que su cuñada Meghan, la royal británica ha acaparado miles de titulares en cabeceras de moda y actualidad desde que se anunció su compromiso con el príncipe Guillermo, incluso de su gasto promedio anual en ropa. Y aunque lo suyo pasa más por reciclar que muchas de sus homólogas europeas, el Daily Mail recogía el gasto de Middleton para el ejercicio 2019: 103.000 libras aproximadamente, sin tener en cuenta prendas compradas en años anteriores. El más costoso había sido el vestido de Alexander McQueen y los stiletto de Jimmy Choo para los Premios Bafta en febrero de ese mismo año, estimados en 4975 libras.

El Efecto Kate

Kate Middleton
Gtres

Dentro de las rígidas normas de vestuario que rigen a las royals de la monarquía británica, el estilo de la duquesa de Cambridge, comparado con el de la reina Isabel II o Victoria y Eugenia de York, está en las antípodas. Sin embargo, como dice el dicho: "todo el mundo tiene su público" y el Efecto Kate es como el Internet, imparable. Para las que no sepan de lo que estamos hablando, nos referimos al impacto que produce Kate Middleton con su vestuario; prenda que ella luce, prenda que aumenta sus ventas de manera espectacular o incluso llega a agotarse.

Apenas unas horas después de su visita al hospicio infantil The Nook en Norfolk, el vestido de flores en tonos pastel estaba totalmente sold out en la página web de Faithfull the Brand. Helle Them-Enger y Sarah-Jane Abrahams, fundadoras de la marca, comentaban con asombro que no se esperaban que la duquesa de Cambridge fuera compradora habitual de la marca. El planteamiento narrativo es el siguiente: Kate aparece con el vestido, una hora más tarde venden más de 50 unidades y a mediodía (pasadas 3 horas, aproximadamente)  el vestido se ha agotado en todo el mundo. Un éxito sin precedentes, nunca antes visto en la firma, que tendrá que reponer el diseño a la mayor brevedad posible.

Kate Middleton
Gtres

Al Efecto Kate hay que sumarle, una marca que lleva años cosechando éxito: Faithfull the brand. Aunque es la primera vez que vemos a una royal sucumbir a sus encantos, lo cierto es que, esta marca fundada en 2012 en Bali por dos amigas australianas, ya ha vestido a otras celebridades como Sofía Vergara, Gigi Hadid, Bailey Bieber, Kendall Jenner, Aimee Song o Collage Vintage, quienes han contribuido a aumentar su éxito y proyectarla internacionalmente. Sus delicados estampados florales que evocan un toque boho chic al estilismo han conquistado a numerosas it girls del momento, con propuestas de moda que sirven para bautizar la estética en la que las flores son las grandes protagonistas de un verano eterno.

La marca debe su nombre a Marianne Faithfull, el icono del London look de la década de 1960, cuya inspiración vanguardista y bohemia sirve para crear su ADN: vestidos estampados con miles de flores, faldas midi de inspiración retro o tops que se atan al ombligo reivindicando la libertad de la mujer. La marca ha logrado conquistar desde influencers españolas como Maria Bernard o las hermanas Cuesta, protagonistas de su última campaña, hasta la mismísima Kate Middleton. Quien sabe si veremos a Letizia o Meghan Markle con uno de estos vestidos, pero lo cierto es que a nosotras nos encanta. Hemos sucumbido al Efecto Kate y Faithfull the brand.

Otra propuesta

Vestido de Kate
ASOS

Ahora que el vestido de Kate está agotado, te proponemos este diseño de espíritu bohemio y fresco pensado para los tiempos que corren. Confeccionado a mano en Bali, este vestido largo con estampado de flores sobre fondo lavanda es perfecto para el día a día. Lo puedes encontrar en la página oficial de  ASOS por un precio que ronda los 240 euros.

Sergio E. González

Sergio E. González

Cuando era pequeño una de las cosas que más me gustaba era sentarme a coser con mi abuela Mercedes, modista y patronista. Pero, con los años me olvidé del ruido de la máquina de coser y decidí que a mi lo que me gusta es contar ideas sobre moda, arte y belleza, ya sea con palabras, imágenes, con campañas de publicidad o con señales de humo… lo mío es comunicar. Pero no todo se resume a eso, también me gusta el café con hielo, los perros salchicha, la paella de mi madre y leer poemas de Lorca.

Continúa leyendo