Netflix lanza una colección limitada que recrea los icónicos vestidos de Halston de los años 70 y 80

Un total de 11 diseños que parten de un precio que ronda los 900 y los 1.500 euros para todas aquellas que han suspirado por estos preciosos modelos de ensueño.

Roy Halston Frowick, mundialmente conocido como Halston, fue uno de los diseñadores americanos más influyentes y reconocidos del siglo XX. Ayudó a definir el estilo de los años 70 con sus vestidos elegantes pero sexys que fueron básicos durante la era disco, especialmente entre el grupo de modelos que lo seguían a todas partes, apodadas las Halstonettes.

El diseñador era conocido tanto por sus diseños como por su excéntrico estilo de vida. Halston y su pandilla de modelos y amigos famosos fueron parte de la escena nocturna de los años 70 y 80 de la ciudad de Nueva York, concretamente del famoso Studio 54. Además, organizaba regularmente fiestas en su casa del Upper East Side con muchos de sus amigos famosos, incluidos Liza Minnelli, Andy Warhol, Truman Capote y Elsa Peretti.

La fiesta inspiró alguno de sus diseños más populares, incluido el vestido halter, que se convirtió en un must have de la época para muchas mujeres, incluidas Bianca Jagger, Marlen Dietrich, Martha Graham o Babe Paley.

Sin embargo, antes de las fiestas en aquel legendario club, fue Jacqueline Kennedy lo que Halston necesitó para convertirse en una estrella internacional. Cuando estaba en la campaña electoral con John Kennedy, necesitaba docenas de sombreros para sus diversas apariciones públicas. Sin embargo, a la futura Primera Dama no le gustaban mucho los sombreros. Primero, en ese momento llevaba el cabello recogido y, segundo, tenía una cabeza extremadamente grande y sentía que los sombreros no le quedaban bien. De hecho, debido a que su cabeza era tan grande, Halston se volvió imprescindible para ella, ya que tenían el mismo tamaño. "Antes de que le enviaran los sombreros, Halston se los ponía en la cabeza y se sentaba allí y los miraba con dos espejos, uno detrás de él y otro al frente, girando la cabeza para asegurarse de que se vean bien", recordó Tom Fallon, antiguo asistente de Halston.

 

La coreografía Martha Graham, la actriz Liza Minnelli y Halston
La coreografía Martha Graham, la actriz Liza Minnelli y Halston | Fuente: GTRES

'Halston', la nueva miniserie de Ryan Murphy, tiene a todo el mundo dividido. Nosotros no vamos a entrar a valorar el trabajo de Ryan Murphy como director, pero si queremos darle las gracias por mostrar la vida de uno de los diseñadores de moda con más nombre en todo el mundo. Sin duda, ha entrado en la lista de series más vistas de la plataforma pero queda lejos de obras legendarias como 'American Horror Story' o 'Glee'.

Como era de esperar, la serie ha rescatado alguna de las tendencias más destacadas de los años 70, incluidos los diseños estampados, de líneas, las flores y los colores vivos, pero esta vez, Netflix ha ido más allá con una propuesta que no ha dejado a nadie indiferente.

Vestidos de Halston
Cortesía de Halston
Vestidos de Halston
Cortesía de Halston
Vestidos de Halston
Cortesía de Halston
Vestidos de Halston
Cortesía de Halston

Porque sí, ahora es posible comprar los vestidos que aparecen en la serie y que se pueden reservar desde ya en la página web de Haslton, aunque no estarán disponibles hasta principios de agosto. 

Vestidos con lentejuelas, plateados, plisados y metros y metros de tela confluyen en esta maravillosa colección inspirada en la ficción de Murphy

Un total de 11 diseños que parten de un precio que ronda los 900 y los 1.500 euros para todas aquellas que han suspirado por estos preciosos modelos de ensueño.

Sergio E. González

Sergio E. González

Cuando era pequeño una de las cosas que más me gustaba era sentarme a coser con mi abuela Mercedes, modista y patronista. Pero, con los años me olvidé del ruido de la máquina de coser y decidí que a mi lo que me gusta es contar ideas sobre moda, arte y belleza, ya sea con palabras, imágenes, con campañas de publicidad o con señales de humo… lo mío es comunicar. Pero no todo se resume a eso, también me gusta el café con hielo, los perros salchicha, la paella de mi madre y leer poemas de Lorca.

Continúa leyendo