¡Tiembla Sarah Jessica Parker! Jennifer Lopez tiene nueva colección de zapatos

Salones, alpargatas y zapatillas de estilo deportivo con su sello inconfundible.

jennifer lopez sandalias
Instagram: @jlo

Nadie puede poner en duda que Jennifer Lopez está viviendo una de las etapas más especiales de su vida, tanto a nivel personal como profesional. En el primer caso, está felizmente comprometida con su pareja, Alex Rodriguez, quien la sorprendía hace un año con una pedida de mano muy romántica a orillas del mar en las Bahamas. En el segundo, la neoyorkina encadena grandes proyectos, uno detrás de otro. Si el pasado otoño le llovían las felicitaciones y buenas críticas por su papel de Ramona en Estafadoras de Wall Street, su aparición en el desfile de Versace con aquel vestido verde estampado de 2001 se viralizaba a la velocidad de la luz por las redes sociales y acababa en los telediarios, y su actuación en el intermedio de la Superbowl 2020 junto a Shakira volvía a demostrar que, a sus 50 años, Lopez se encuentra en uno de los momentos más dulces de su carrera.

jennifer lopez sandalia leopardo
Instagram: @jlo

Lejos de tomarse un descanso, la cantante, actriz y bailarina se ha volcado ahora en su faceta de empresaria de moda para lanzar una colección de calzado - JLO Jennifer Lopez -, emulando a otras compañeras de profesión como Sarah Jessica Parker. En ella se incluyen todas las claves de su estilo de celebrity: stilettos con tacón finísimo que supera los 10 centímetros de altura, print de leopardo, varios modelos de sandalias y salones en color blanco impoluto, aplicaciones de strass, zapatos de punta y destalonados que se ajustan a la pierna con largas tiras y una gran cantidad de piezas transparentes que consiguen el original efecto trampantojo de llevar el pie desnudo. En definitiva, una colección que recopila todos los grandes éxitos del calzado de su vestidor.

Según ha confesado en una entrevista a WWD, ella misma se ha encargado de probar todos los modelos y lo que más valora de ellos es que son muy cómodos. Sus favoritos son las sneakers blancas con pequeñas tachuelas plateadas y los salones negros destalonados con tiras.

Jennifer Lopez ha anunciado esta nueva colaboración de moda en su perfil de Instagram con el siguiente mensaje: “Estoy en casa, esperando que todos estéis a salvo. Aquí os traigo algo para alegrar vuestro día… ¡Estoy tan orgullosa de lanzar mi nueva colección de calzado, disponible en DSW!”

Si quieres practicar su estilo o tienes curiosidad por ver cómo ha desarrollado este último proyecto en colaboración con Camuto Group, puedes encontrar a Florella, Doninique y Malika - así ha bautizado a algunas de sus sandalias - en la página web de DSW - Designer Shoe Warehouse. Los precios de esta colección se sitúan entre los 60 y los 100 dólares (entre 53 y 90 euros al cambio).

La mejor embajadora de esta colección Sexy. Strong. Iconic. - como reza el lema de su campaña - es, sin duda, ella misma. Para crear los total looks de las imágenes promocionales ha contado con la ayuda de los estilistas Rob Zangardi (con quien trabaja habitualmente) y Mariel Haenn, con los fotógrafos Luigi & Iago, y con Danielle Priano y Scott Barnes para peluquería y maquillaje respectivamente.

Además de esta nueva incursión en el mundo de la moda, Jennifer Lopez continúa imparable con su faceta de productora y actriz cinematográfica. Prueba de ello es su última película, Marry me, que se encuentra en estos momentos en fase de post-producción. Su sinopsis es, cuanto menos, curiosa: una superestrella del pop es abandonada por su prometido, que es una estrella del rock, momentos antes de su boda en el Madison Square Garden, por lo que se casa con un chico al azar de la multitud. Sin duda, otro proyecto que promete un vestuario muy glam con su sello inconfundible.

Cristina Sánchez de Pedro

Cristina Sánchez de Pedro

No se me ocurre mejor forma de invertir mi tiempo que observando, disfrutando y escribiendo sobre aquello que más me entretiene: la moda, el cine y las series. También tengo una inexplicable atracción por los aparatos con muchos botones, por lo que estaba bastante claro que iba a terminar pegada a una calculadora, a una máquina registradora o al teclado de un ordenador. De momento, todo bien.

Continúa leyendo