Kate Middleton reaparece con mascarilla española y vestido solidario

Siguiendo la estrategia de reciclado de sus homólogas europeas, Kate Middleton se ha enfundado un vestido de flores de Beulah London que ya estrenó en mayo, durante el confinamiento.

Kate Middleton vestido de flores
Gtres

¡Back to the office! Los duques de Cambridge ya están en Londres después de las vacaciones y han retomado su agenda oficial después de tres meses de confinamiento en su casa de Norfolk, aislados y con sus tres hijos. Para inaugurar el curso en la capital de Gran Bretaña, la pareja royal ha visitado varios comercios para conocer en primera persona los estragos que ha causado el coronavirus en ellos. En este día, no les tembló el pulso para meterse en las cocinas de una pastelería y ayudar a amasar pan con un diseño de Kate Middleton que ya habíamos visto antes, aunque en streaming, ya que lo estrenó en una reunión virtual el pasado mes de mayo cuando Reino Unido estaba aislado sin poder salir de casa.

Kate Middleton y Guillermo bagels
Gtres

Kate y Guillermo han visitado el centro London Bridge Job para personas desempleadas y después ha hecho una parada en la mezquita de East London y el centro musulmán. Su última parada en la ruta ha sido la Bagel Bake, una pastelería que abrió sus puertas en 1974 y que es muy conocida por sus deliciosos bagels (unos panecillos con forma de donut que últimamente están muy de moda y con una alta popularidad culinaria llegando a colocarse al nivel de los sándwiches y considerándolos como una alternativa real). Allí, los duques de Cambridge, con un previo lavado de manos y mascarilla, se han dedicado a preparar y amasar este delicioso tentempié.

Kate Middleton, ataviada con un vestido largo rojo de flores y mascarilla a juego, y su marido, con un total look azul y americana gris siberia, se han puesto el delantal y han demostrado sus dotes culinarias amasando el pan y colocándolo en el horno, listo para ser degustado por los presentes. Un acercamiento fresco y natural, dando su mejor cara como los mejores embajadores de su país. Y, aunque el príncipe Guillermo ha declarado que jamás ha probado un bagel, se ha mostrado muy atento en su elaboración, por lo que creemos que no será la única vez que se decida a preparar esta comida (aunque no estemos nosotros para verlo). Además, se han interesado en el funcionamiento del local durante la cuarentena, colaborando con los más necesitados.

Kate Middleton reciclado vestido
Gtres

Para la "vuelta al cole", la duquesa de Cambridge ha reciclado uno de los vestidos que llevó durante la cuarentena. Un diseño de la firma Beaulah London, modelo Calla, muy fiel al estilo de la royal. Un vestido de largo midi, con estampado de flores blancas sobre fondo rojo crimson, camisero, con el busto abotonado y detalles de puntilla fruncida en los puños. ¿El precio? 550 libras, que al cambio son 616 euros.

Pero, eso no es todo, la marca esconde detrás una filosofía que se basa en la sosteniblidad y el cuidado del medio ambiente. A su vez, ayuda a mujeres y niños en riesgo de exclusión social, destinando un 10% de sus ganancias. No es la primera vez que la duquesa de Cambridge recurre a esta marca, muy en paralelo con su estilo y su labor solidaria.

Kate Middleton mascarilla española
Gtres

Para rematar, Kate se ha decantado por unos stilettos de cuero marrón tawny de Ralph Lauren y una cartera de mano roja de piel. Otra de las propuestas de estilo que nos ha llamado poderosamente la atención es: la mascarilla. Un diseño a juego con el vestido de la marca infantil Amaia Kid, fundada por la española Amaia Arrieta. No es la primera vez que vemos a Kate con una mascarilla de esta firma con sede en Londres, pero cuya fabricación se realiza en España y, ni que decir tiene, nos encanta.

Sergio E. González

Sergio E. González

Cuando era pequeño una de las cosas que más me gustaba era sentarme a coser con mi abuela Mercedes, modista y patronista. Pero, con los años me olvidé del ruido de la máquina de coser y decidí que a mi lo que me gusta es contar ideas sobre moda, arte y belleza, ya sea con palabras, imágenes, con campañas de publicidad o con señales de humo… lo mío es comunicar. Pero no todo se resume a eso, también me gusta el café con hielo, los perros salchicha, la paella de mi madre y leer poemas de Lorca.

Continúa leyendo