La razón psicológica por la que Meghan Markle ha vestido con tanto rosa

Los expertos analizan el estilo de la Duquesa de Sussex en sus últimas apariciones oficiales y nos desvelan la razón por la que Meghan apuesta por el rosa en sus diferentes tonalidades.

Meghan Markle
Getty

Ha sido realmente interesante ver la evolución del estilo de Meghan Markle desde que se casó con el Príncipe Harry y comenzó a formar parte de la Familia Real Británica. Tuvo que dejar atrás de alguna manera ese ambiente californiano que reinaba en la Meghan actriz del pasado, para obtener un aspecto más pulido y sofisticado propio de una duquesa.

Aunque, no vamos a mentir. Ambos estilos nos encantan porque está fantástica siga el código que siga. Sin embargo, resulta que, a medida que la vemos cada vez más a gusto con su nueva vida, también descubrimos cómo ha incluido en su armario algunos toques nuevos –y acertados-: desde los significativos homenajes a la Princesa Diana, pasando por el estricto protocolo real, hasta los colores exactos que últimamente utiliza.

La experta cromática, Karen Haller, revela por qué la paleta de colores de Meghan Markle se ha dirigido en sus últimas apariciones públicas, siempre en la dirección del rosa. Según cuenta Karen, “Meghan está comunicando de una manera subconsciente a través del color que elige que está claramente enamorada del Príncipe Harry”. Resulta que los colores suaves comunican el lado amoroso, compasivo y afectuoso del amor en sí. Y en cierta manera esto no nos pilla por sorpresa dado el lenguaje corporal que la pareja comparte. De hecho, Meghan ha tenido que rebajar el contacto que en las primeras apariciones tenía con su actual esposo…

Tal y como afirma la experta Karen Haller, la Duquesa está reflejando este profundo sentimiento con el rosa en diferentes tonalidades. De hecho, la actriz solo comenzó a usar este tono después de la boda real, lo que hace pensar todavía más en un sentimiento entre ambos que se ha ido aumentando a lo largo de los últimos meses… Todavía recordamos su aparición en la ceremonia de los Queen’s Young Leaders Awards en el Buckingham Palace. Vestía un traje de Prada con doble botonadura, en tono rosa y que, que instintivamente, nos recordó al estilo de la Primera Dama Jacqueline Kennedy.

Meghan Markle
Getty

En el tradicional Trooping the Color –el primer acto oficial del Príncipe Harry y Meghan Markle como marido y mujer- apostó por un impresionante Carolina Herrera que también confirma su fidelidad al tono rosado. Esta vez fue un tono más empolvado, con escote bardot con abotonadura y solapa lateral. ¡Pero otra vez rosa! Lo cierto es que en este evento hubo división de opiniones porque otros expertos especulaban sobre por qué muchas de las mujeres de la familia real optaban por el azul claro. Al final llegaron a la conclusión de que podría deberse al hecho de que querían mostrar su unidad como familia real, pero también está asociado con la lealtad, la confianza y la sabiduría.

Eso sí, cuando ya estábamos acostumbradas a ver a Meghan de rosa, el pasado cinco de julio en la recepción de la Your Commonwealth en Marlborough, la Duquesa apareció con un imponente vestido sin mangas amarillo de Brandon Maxwell. Un color tendencia al que Meghan no ha querido renunciar este verano. ¿Estamos ante una de las apuestas más acertadas de la nueva duquesa de Sussex hasta la fecha?

CONTINÚA LEYENDO