La receta de Rania de Jordania para triunfar: vestido con lazada y zapatos con tacón de infarto

La reina y su marido, el rey Abdalá II, han acudido a la inauguración de un nuevo hospital de emergencias y han visitado el ala de oncología del centro Al Bashir, recientemente acondicionada. Para la ocasión, la reina ha acaparado la atención con unos espectaculares zapatos de tacón, que han levantado pasiones entre los allí presentes.

Rania de Jordania look
Gtres

No cabe ninguna duda de que Rania de Jordania es todo un icono de estilo. Un referente mundial para las mujeres de Oriente y Occidente, pero también para otras royal europeas como Kate Middleton, Letizia Ortiz, Magdalena de Suecia e incluso Meghan Markle. Una nueva generación de royal, que buscan hacer de su papel institucional y de estilo, un alegato a los nuevos tiempos, tiempos de cambio. Se atreve con firmas de lujo como Chanel, Saint Laurent, Dior, Valentino e incluso diseños low cost españoles de Mango y Zara, entre otros. 

Sus propuestas más sobrias y elegantes han conquistado tabloides y se ha convertido en un fenómeno de masas, especialmente en Instagram, donde cientos de cuentas tratan de emular su personalísimo estilo con propuestas de moda un poco más asequibles. Al igual que sus homólogas europeas, Rania ha acaparado miles de titulares en cabeceras de moda y actualidad desde que su marido, Abdalá II, ascendiese al trono. Su gasto promedio anual en ropa también ha sido motivo de debate en Jordania y en el mundo entero, el armario de la reina consorte fue de hecho el más costoso de una lista de 11 reinas y princesas, superando con un gasto de más de 267.000 euros al de Kate Middleton en 2017.

Rania de Jordania
Casa Hachemita de Jordania

En marzo, cuando la pandemia de coronavirus hizo que el mundo saltase por los aires, la agenda de la reina Rania se congeló por completo, como el mundo entero. La consorte de Jordania ha llevado una cuarentena estricta, a rajatabla, cambiando por completo su vida pública y restringiendo sus apariciones a la esfera privada. Con el levantamiento de las restricciones en el país oriental, Rania juega ahora su partida contra el coronavirus en solitario. Pero, a pesar de haber retomado su agenda institucional (con cautela), se le ha visto en muy pocas ocasiones, que podemos contar con los dedos de una mano. La ausencia de actos públicos ha traído consigo que no podamos disfrutar de las últimas tendencias y rendirnos a sus propuestas de moda, siempre deslumbrantes.

Rania de Jordania
Casa Hachemita de Jordania

Después de casi tres meses recluidos, la reina y su marido, el rey Abdalá, han acudido a la inauguración de un nuevo hospital de emergencias y han visitado el ala de oncología del centro Al Bashir, recientemente acondicionada. Para la ocasión, la reina ha acaparado la atención de los allí presentes con unos espectaculares zapatos de tacón, que han levantado pasiones. Rania es consciente de la situación actual (obviamente) y se ha decantado por un look sobrio, sin artificios ni tejidos vanguardistas como el cuero. La ocasión lo requería y se ha decantado por un vestido camisero confeccionado en raso, de manga larga y cuello alto con lazada que descansaba sobre el busto. Un diseño ajustado a la cintura con bolsillos laterales que recuerdan más a un pantalón cargo que a un vestido

Rania zapatos de tacón
Cortesía de Malone Mouliers

Aunque, lo que ha llamado especialmente la atención han sido los zapatos. De 10 centímetros, se trata de una creación de la firma Malone Souliers, en color azul navy a juego con el vestido. Un diseño con tiras doradas efecto espejo, en cuero y a mano. Una propuesta que puede ser tuya por 534 euros, disponibles (todavía) en la página web de la marca. 

Sergio E. González

Sergio E. González

Cuando era pequeño una de las cosas que más me gustaba era sentarme a coser con mi abuela Mercedes, modista y patronista. Pero, con los años me olvidé del ruido de la máquina de coser y decidí que a mi lo que me gusta es contar ideas sobre moda, arte y belleza, ya sea con palabras, imágenes, con campañas de publicidad o con señales de humo… lo mío es comunicar. Pero no todo se resume a eso, también me gusta el café con hielo, los perros salchicha, la paella de mi madre y leer poemas de Lorca.

Continúa leyendo