La trampa consumista que se esconde tras el 'Blue Monday'

¿Te entregaste ayer a las compras compulsivas? Pues entonces deberías leer esto.

blue
Fotograma de 'Clueless'.

Si eres una shopaholic o adicta a las compras, es probable que no hayas podido resistirte a las garras de tus tiendas favoritas y que ayer acabaras comprando compulsivamente con la excusa de que era el Blue Monday o día más triste del año.

Y es que, desde que en el año 2005 Cliff Arnall (un psicólogo de la Universidad de Cardiff) determinase a través de un estudio que, en términos generales, el tercer lunes de enero era el día más triste y deprimente del año, el Blue Monday se ha marcado a fuego en todos los calendarios como si de San Valentín o el Black Friday se tratase.

tristeza

En teoría, la fórmula de Arnall asegura que el tiempo (o sea, el mal tiempo y el frío de estos días de enero), el número de días que han pasado desde Navidad y los días tras los que las personas han abandonado sus propósitos de Año Nuevo, hace que la mayoría de los mortales queramos echarnos a llorar. Aunque probablemente para ti el Blue Monday sea simplemente un odioso lunes más, a veces cuando estamos tristes (y nuestro bolsillo nos lo permite), lo mejor que podemos hacer es darnos un caprichito textil y comprarnos algo bonito.

Por eso los grandes estrategas de la moda se aprovechan de este fenómeno y pueden que ayer consiguieran colarte algo que realmente no necesitabas. Como decíamos, a veces un trapito nuevo es capaz de alegrarnos el día; sin embargo, aprovechándose del supuesto malestar general que ayer sufrió la población mundial, numerosas marcas lanzaron campañas a través de las redes sociales para ayudarte a combatir tu agonía.

Cosméticos para estar más guapa y disimular esa cara de ajo, los mágicos jeans que necesitas para tener el cuerpazo que toda mujer sobre la faz de la tierra desearía tener y un largo etcétera son sólo algunos de los ejemplos que pudimos ver ayer en Twitter, Facebook o Instagram.

¿Fuiste víctima de sus estrategias de marketing? Es el momento de hacer balance: ¿lo necesitas? ¿Te hace feliz? ¿Eres capaz de afrontar el resto de la cuesta de enero con este gasto extra? ¡Cuéntanoslo!

Etiquetas: shopping

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS