Cuando Máxima de Holanda apuesta por el color favorito de Letizia

En su color fetiche, la Reina Letizia ha recuperado un conjunto dos piezas de Roberto Torreta que estrenó hace dos años y, al igual que Máxima de Holanda, han demostrado que este tono es el imprescindible del otoño.

Desde que se anunció su compromiso el 30 de marzo de 2001, Máxima ha promovido y defendido su seña de identidad en cada uno de los actos públicos a los que ha acudido: estilo desenfadado y natural que llegó para romper los regios esquemas de la monarquía. Con los años se ha convertido en un ejemplo a seguir para sus homólogas europeas, como Letizia Ortiz, Kate Middleton y Victoria de Suecia, entre otras. El estilo de Máxima es un fiel reflejo de su temperamento: colorido, divertido, sofisticado y clásico. Nunca ha disimulado su gusto por los colores llamativos, herencia de su Argentina natal, y que ha sabido adaptar con gotas de modernidad.

Con la entrada en vigor de la 'nueva normalidad' en Europa y, concretamente, en Holanda, la agenda de la familia real está saturada de actos y conmemoraciones en pos de la pandemia de coronavirus. Máxima está inmejorable. Acude prácticamente todos los días a diferentes compromisos como una de las máximas representantes del Estado, sin dejar de lado a su marido, el rey Guillermo. Además, todas esas visitas cuentan con un elemento en común: looks y accesorios reciclados. Esta máxima responde a su batalla personal por callar aquellas voces que le tachaban de recurrir a firmas extranjeras, y por tanto, gastarse la parte proporcional de su asignación económica en diseñadores foráneos.

Máxima de Holanda vestida de rojo
Gtres

Aunque no dudamos que tienen a su disposición una amplia selección de prendas de lujo firmadas por grandes diseñadores, más veces de las que creemos suelen decantarse por marcas muy accesibles para el bolsillo, demostrando que su estilo personal es un factor determinante para que cada una de sus propuestas low cost se califique con sobresaliente. Además de su predisposición por las firmas asequibles y el reciclado de prendas, hay que sumarle un nuevo hito estilístico: los trajes. Tenemos las pruebas que confirman que Máxima de Holanda tiene una obsesión con este estilo de vestir, que se ha convertido en su mejor arma para la vuelta al trabajo y con otra royal europea: la reina Letizia.

Máxima de Holanda rojo
Gtres

Si hace unos días, la consorte de los Países Bajos nos sorprendía con un vestido confeccionado en tono mostaza, ahora ha deslumbrado con el color fetiche de la reina Letizia: el rojo. No es la primera vez que la reina Máxima se ha decantado por este color, pero es que lo ha hecho con un modelo muy similar al que ha lucido la esposa de Felipe VI horas después. La reina acudía este miércoles como presidenta de honor al More Music, una proyección de vídeo con el que se concluye con la formación musical de las jóvenes promesas holandesas. Para la ocasión, se ha decantado por un look monocromático compuesto por una blusa y un pantalón culotte de Massimo Dutti, que funciona a la perfección a modo de mono y que ha combinado con una elegante capa bordada con flores blancas sobre fondo rojo de Oscar de la Renta. En cuanto a los complementos: botas altas de piel en color rojo de Gianvito Rossi, maxipendientes en forma de serpiente, Tankwatch de Cartier y bolso de asas a tono de Delvaux.

Letizia de rojo patronato de estudiantes
Gtres

Horas después, la reina Letizia ha presidido la reunión anual con el Patronato de Estudiantes en Madrid y para la ocasión, se ha decantado por un dos piezas de traje chaqueta firmado por Roberto Torreta, en rojo y que ya estrenó en 2019 en la entrega de premios Fundación Princesa de Girona. En cuanto a los complementos: cartera de piel efecto serpiente de Carolina Herrera y salones de piel vuelta en rojo a tono con el pantalón palazzo y el chaleco. Y tú, que opinas, ¿a quién le queda mejor este look?.

Sergio E. González

Sergio E. González

Cuando era pequeño una de las cosas que más me gustaba era sentarme a coser con mi abuela Mercedes, modista y patronista. Pero, con los años me olvidé del ruido de la máquina de coser y decidí que a mi lo que me gusta es contar ideas sobre moda, arte y belleza, ya sea con palabras, imágenes, con campañas de publicidad o con señales de humo… lo mío es comunicar. Pero no todo se resume a eso, también me gusta el café con hielo, los perros salchicha, la paella de mi madre y leer poemas de Lorca.

Continúa leyendo