Los mocasines de Uterqüe que han conquistado a la reina Letizia y que tienes que fichar para esta primavera

Se trata de un diseño elaborado en corte de piel caprina, decorado con un eslabón dorado en la pala y posibilidad de destalonar.

Después de varios años al frente de la institución, doña Letizia ha sabido encontrar la forma de comunicarse a través de su vestuario con acierto y discreción. Desde que contrajo matrimonio en 2004 con el rey Felipe VI, su vida se ha visto más expuesta que nunca a los fotógrafos y a la prensa. Su éxito como periodista, entregada y profesional, es el fiel reflejo de su forma de vestir.

La actual reina de España se ha saltado el protocolo -tradiciones que forman parte de los cimientos de la monarquía desde hace siglos- en contadas ocasiones y eso incluye su forma de vestir. Es cierto que a Letizia nunca le han gustado algunas normas y no ha tardado en decidir cambiarlas cuándo ha llegado al trono. No es que estén escritas, es que simplemente no las cumple. Tema zanjado.

Volviendo a su vestidor, de entre las claves de su gran popularidad destacan los diseños creados por Felipe Varela. Irrumpió en la casa real en el año 2004, fecha en la que los entonces príncipes de Asturias contrajeron matrimonio en la Catedral de la Almudena de Madrid, y fue el encargado de diseñar los trajes de invitada de Paloma Rocasolano y sus hijas, Erika y Telma Ortiz. Aunque Letizia se decantó por el maestro de moda Pertegaz para su vestido de novia, comenzó con Varela un idilio que llega hasta nuestros días. Se convirtió en el modisto oficial de la futura reina consorte, cuyos diseños han aparecido en más de un 70% de las ocasiones hasta 2015.

Desde esa fecha todo comenzó a cambiar. Firmas españolas como Poète, Cherubina, Macarena Shoes, ZARA o Massimo Dutti se convirtieron en las grandes protagonistas del vestidor de la reina. Otras como & Other Stories o The 2nd Skin Co., fueron las grandes novedades del año pasado. 

365 días marcados por la pandemia y el reciclado de prendas, pero en el que se dio algún que otro capricho de temporada. Eso sí, cuando la reina se enfunda algún diseño en clave low cost, se desata la locura. 

Doña Letizia mocasines de Uterque piel
Fuente: Gtres
Letizia mocasines de hebilla de Uterque
Fuente: Gtres

Aunque en la mayor parte de sus apariciones opta por zapatos de tacón, lo cierto es que ha encontrado en los mocasines su mejor aliado. Dejando a un lado los salones de Manolo Blahnik, Magrit, Steve Madden o Christian Louboutin, doña Letizia se ha bajado de las alturas y cada vez son más las ocasiones en las que decide calzarse con unos mocasines clásicos de hebilla.

En octubre de 2019, los reyes visitaban Orihuela (Alicante) para conocer de primera mano las consecuencias de las inundaciones de aquel mes de septiembre.

Para la ocasión, la esposa de Felipe VI se enfundó unos pantalones tipo culotte cropped de efecto fit acompañados de una camisa de seda blanca sin mangas, todo de Hugo Boss.

Un look que remató con unos mocasines de cuero negro con hebilla firmados por Uterqüe, una de sus marcas low cost de referencia junto a ZARA y Massimo Dutti.

Se trata de un modelo que lamentablemente no está disponible ni en tienda ni en web. Pero, para calmar el gusanillo, la enseña de Inditex ha traído un diseño muy parecido y que te encantará.

Mocasines Uterque
Cortesía de Uterqüe
Mocasines Uterque hebilla
Cortesía de Uterqüe

Se trata de un mocasín de Uterqüe elaborado en corte de piel caprina, decorado con un eslabón dorado en la pala y con posibilidad de destalonar.

Este modelo se ha producido en tenerías certificadas Leather Working Group, utilizando energías renovables y tecnologías que reducen el consumo de agua.

Precio: 89,00 €.

Sergio E. González

Sergio E. González

Cuando era pequeño una de las cosas que más me gustaba era sentarme a coser con mi abuela Mercedes, modista y patronista. Pero, con los años me olvidé del ruido de la máquina de coser y decidí que a mi lo que me gusta es contar ideas sobre moda, arte y belleza, ya sea con palabras, imágenes, con campañas de publicidad o con señales de humo… lo mío es comunicar. Pero no todo se resume a eso, también me gusta el café con hielo, los perros salchicha, la paella de mi madre y leer poemas de Lorca.

Continúa leyendo