La razón por la que Meghan Markle ya no lleva bolsos cruzados

Si todavía no te has dado cuenta de este detalle, nosotras te lo enseñamos. La duquesa de Sussex no solo ha cambiado mucho su estilo, sino que también lo ha hecho con la manera de vestir sus complementos… Te contamos por qué.

Meghan Markle
Getty

¿Recuerdas a la actriz novia del Príncipe Harry? ¿O los días en los que hicieron público su relación y posterior pedida de mano? Normalmente la hemos visto con un look elegante pero muy cómodo donde los bolsos cruzados han sido sus principales básicos. Y no es para menos, no existe quizá accesorio más acorde con una vida todoterreno como lo era, y esperemos, lo sea, de Meghan Markle.

Sin embargo, desde aquel feliz 19 de mayo donde todos disfrutamos de una de las bodas más esperadas de la década, muchos fans de Meghan Markle han notado un cambio bastante curioso, y es que la princesa ha dejado de llevar esos bolsos cruzados de los que era (y somos) adictas. De hecho, en sus últimas apariciones la Duquesa ha aparecido un un clutch o simplemente con nada, y es por exactamente la misma razón por la que Kate Middleton también cambio sus accesorios, y ahora nunca puede faltar un clutch en sus looks.

Básicamente, Kate luce el clutch para evitar dar la mano a aquellos a los que no quiere dársela, que de alguna manera resulta realmente brillante por su parte. Seguramente, Meghan Markle haya copiado este uso –inesperado- del clutch y por ello, haya abandonado sus bolsos cruzados. Sin embargo, el experto en Casa Real Británica, Penny Junor, afirmaba a Harper’s Bazaar que, “cuando Megan fue actriz y no un miembro más de la Casa Real, ella guardaba dinero, maquillaje… Ahora que es una duquesa, no tiene la necesidad de llevar más que su pintalabios y, posiblemente, su teléfono”.

Ambas razones pueden explicar este cambio en sus complementos y la verdad es que tienen sentido. De hecho, el mismo experto confirmaba también que “es protocolario que no des la mano a otro miembro de la familia real (ya sea de sangre o a aquellos que estén casados con los que sí lo son), a menos que su mano se extienda primero”.

Meghan Markle
Getty

El protocolo de la Casa Real Británica es uno de los más exigentes del mundo, y no es para menos. No solo se centra en los outfits estableciendo qué es y qué no es lo más apropiado para según qué situación, sino que también lo hace en el mundo de las relaciones, saludos y contactos personales. El hecho de cambiar el tipo de bolso casi es una anécdota comparado con otras normas que Meghan Markle tiene que adquirir una vez dijo “sí quiero”. ¿Te has fijado en las medias? Es obligatorio, y eso que la Duquesa tiene unas piernas de infarto para poder lucirlas en los eventos más calurosos… O los tocados. Y no solo hablamos de su tamaño, hablamos de color, orientación y combinación… ¡Todo está sujeto al protocolo!

Esta vez nos centramos en este anecdótico cambio de accesorios como son los bolsos, pero seguramente, en sus próximas apariciones iremos descubriendo más así que ¡atentas! ¿Respetará el protocolo Meghan en todos y cada uno de sus puntos?

CONTINÚA LEYENDO