¿Se ha copiado Kate Middleton de Meghan Markle en su última aparición? La nueva conexión de estilo entre cuñadas

Conscientes o no de la rivalidad que les une, la duquesa de Cambridge ha estrenado un diseño muy parecido al que su cuñada lució dentro de su visita oficial a Oceanía.

El mundo está dividido siempre en dos grupos, los que prefieren la tortilla con cebolla y los que no, los que luchan por defender a capa y espada RBD frente a su rival Rebelde Way, Nocilla vs. Nutella, los que se pasan las horas pegados al televisor haciendo maratones de Netflix y los que no pisan su casa ni para cambiarse de ropa, Iphone vs. Android, público contra privado; ¿lo vamos entendiendo, no? Pues en el mediático mundo de las casas reales, los príncipes y las princesas, las joyas de diamantes que pasan de generación en generación desde los tiempos de Isabel la Católica, hay una familia que acapara más titulares que ninguna. Esa es la familia real británica, y más concretamente dos de sus miembros más actuales: Kate Middleton y Meghan Markle, duquesas de Cambridge y Sussex respectivamente. O eres de una o eres de la otra, no cabe la posibilidad de que te gusten las dos, no encaja, no cuaja, es imposible. Pero, si hay algo en lo que destacan para generar esta rivalidad entre sus seguidores es, la ropa.

Las dos cuñadas se han consolidado como dos referentes de estilo en el mundo entero. Sus propuestas más vanguardistas y tradicionales han conquistado tabloides y se han convertido en un fenómeno de masas, especialmente en Instagram, donde cientos de cuentas tratan de emular su personalísimo estilo con propuestas de moda un poco más asequibles. Las royal han acaparado miles de titulares en cabeceras de moda y actualidad desde que se anunció su compromiso con el príncipe Guillermo y Harry, incluido el de su gasto promedio anual en ropa. Y aunque lo suyo pasa más por reciclar como muchas de sus homólogas europeas, véase la reina Letizia, el Daily Mail recogía el gasto de Middleton para el ejercicio 2019: 103.000 libras aproximadamente, sin tener en cuenta prendas compradas en años anteriores. Y, en lo que respecta a Meghan, se sitúa en el segundo puesto de la lista con una cantidad total de 111.628 libras de gasto en ropa, y una media de 893 euros por prenda.

Kate Middleton Gabriella Hearst
Kensington Palace

Este fin de semana pasado, los jardines del palacio de Kensington se convertían en una premiere de cine improvisada para proyectar el nuevo documental del divulgador científico y presentador David Attenborough, David Attemboroug: A Life on our Planet. Al aire libre y con la respectiva distancia de seguridad para evitar contagios indeseados, los duques de Cambridge acogían, junto a sus tres hijos, al cineasta de 94 años para presentar una cinta que trata sobre los 70 años de carrera de Attenborough y su lucha por la conservación del medio ambiente.

En las imágenes difundidas por casa real, se puede ver como Kate Middleton se enfundó un vestido de Gabriella Hearst, una de sus firmas de cabecera y de muchas otras celebridades, incluida su cuñada Meghan Markle. Un diseño de estilo camisero confeccionado en uno de los colores que más le favorecen: el azul. Un diseño de corte midi y ajustado al busto con un cinturón con hebilla plateada. Sin embargo, una de las cosas que más nos han llamado la atención es la conexión de este vestido con uno de los diseños premamá que Meghan Markle estrenó hace casi dos años, cuando estaba embarazada de Archie.

Meghan Tonga
Gtres

El vestido, bautizado con el nombre de Marley, forma parte de la colección otoño/invierno 2020 de Gabriela Hearst. Un diseño confeccionado en denim que añade a su armario y que está completamente agotado, a pesar de que tenía un precio de 1.366 euros. Esta propuesta recuerda al que la duquesa de Sussex lució en su gira por Oceanía, concretamente en su visita a Tonga en 2018. Meghan Markle se decantó por un vestido de estilo camisero de la firma americana Veronica Beard, fluido, con bolsillos en el busto y cinturón a juego marcando silueta de embarazada.

Pero, no fue la única vez que la duquesa de Sussex se enfundó este vestido. Fue en Ciudad del Cabo, para dar inicio al tour oficial de los Duques de Sussex en Sudáfrica, cuando Meghan volvió a recurrir a este vestido camisero azul pitufo. De esta manera, la protagonista de Suits se unió, por primera vez, a la tendencia de reciclar prendas al igual que su cuñada Kate Middleton. Casualidad o no, parece que Meghan y Kate siguen teniendo momentos de conexión a pesar de la distancia (y el distanciamiento).

Sergio E. González

Sergio E. González

Cuando era pequeño una de las cosas que más me gustaba era sentarme a coser con mi abuela Mercedes, modista y patronista. Pero, con los años me olvidé del ruido de la máquina de coser y decidí que a mi lo que me gusta es contar ideas sobre moda, arte y belleza, ya sea con palabras, imágenes, con campañas de publicidad o con señales de humo… lo mío es comunicar. Pero no todo se resume a eso, también me gusta el café con hielo, los perros salchicha, la paella de mi madre y leer poemas de Lorca.

Continúa leyendo