Vídeo de la semana

Milan Fashion Week: Armani realiza a puerta cerrada su desfile por miedo al coronavirus

Alerta máxima en el cierre de la semana de la moda italiana por la llegada de la temida pandemia.

Desfile Armani cancelado Milan
Gtresonline

Amanezco con un mensaje de la directora de Marie Claire, María Pardo de Santayana, no es de extrañar ya que llevamos varios días con frenéticos intercambios de what´s app con motivo de la Milan Fashion Week. Retransmitía en directo los desfiles a los que acuden directoras y jefas de moda de las revistas de papel femeninas de más renombre internacional. Cuál es mi sorpresa cuando no es una foto del backstage de Armani para subir a Instagram sino el anuncio de que el desfile se iba a realizar a puerta cerrada y que, ella y nuestra jefa de moda, adelantaban su vuelo para regresar a España lo antes posible. El coronavirus se hace con una nueva víctima en Milán y las consecuencias empiezan a ser palpables.

Me comenta María que la sensación era tensa desde el principio y más cuando comenzaban a clarear los asientos del front row, el puesto más codiciado de cualquier desfile de moda que se precie. La alerta, la inquietud y el miedo recorrían las pasarelas con la velocidad de una seda en pleno movimiento. 

La firma italiana que tenía previstos dos desfiles consecutivos a las cuatro y a las cinco de la tarde con 900 asistentes confirmados ha preferido realizar el desfile a puerta cerrada “ante la reciente alerta de coronavirus en Italia” del que ya se han infectado 112 personas y que ha causado tres muertos, así lo explicaban a primera hora en un comunicado que hacían público vía mail. "El señor Armani ha decidido que quiere salvaguardar el bienestar de todos sus invitados al no hacer que asistan a espacios llenos de gente”, argumentan desde la casa italiana que tenía todo listo para hacer desfilar sus diseños por el Teatro Armani.

Broche agridulce para la semana de la moda italiana, pero la alerta continúa y lo hace salpicando al Carnaval de Venecia que también ha puesto fin a sus pompas, a los partidos de fútbol que también se realizarán a puerta cerrada y numerosas acciones de prevención que ya está ejecutando el gobierno del país vecino. Milan Fashion Week tiene previsto cerrar sus puertas el lunes, pero, a la luz de los acontecimientos recientes, las ausencias serán más notables que las acusadas al inicio. Ya que esta semana de la moda arrancaba con la notable ausencia de medios y compradores chinos, principal motor de la industria del lujo en nuestros días

¿Tiene sentido seguir haciendo semanas de la moda?

En plena crisis por el coronavirus recordamos el artículo publicado por The New York Times en el que se planteaba si era correcto, ético y necesario seguir apostando por las semanas de la moda en plena revolución de la moda sostenible porque, tal y como apuntaban: "según un nuevo informe, los espectáculos de Nueva York son el mayor culpable del carbono cuando se trata de viajes, compradores y marcas".

Explicaban que los autores del informe utilizaron datos representativos de 2.697 minoristas, incluidos Net-a-Porter, Selfridges y Galeries Lafayette, y 5.096 marcas de diseñadores(Marc Jacobs y Michael Kors, entre otros). Para arrojar más luz sobre esta incongruencia en la conquista de la moda sostenible, rescatamos otro dato reseñable y muy esclarecedor que comentan desde The New York Times: "según el informe, los viajes realizados por compradores y marcas produjeron alrededor de 241,000 toneladas de emisiones de CO2 al año". 

Vía what´s app comenzamos el debate y nos planteamos si este virus podría ser, junto con la problemática medio ambiental, el detonante clave para acabar con las semanas de la moda. ¿Tienen sentido? ¿Son necesarias o podemos entender la moda virtualmente sin necesidad de realizar tamañas inversiones económicas y de CO2? Al fin y al cabo, nosotras os retransmitimos todo lo sucedido sin haber pisado ningún desfile. La polémica está servida, desde el salón de casa, con el portátil encendido no puedo más que temer las curvas que se avecinan. 

Gloria Vázquez Sacristán

Gloria Vázquez Sacristán

Vivía dividida entre ser escritora, panadera o guionista de cine. No concibo la vida sin música, un verano sin libros, ni una buena conversación que no sea en torno a un plato de comida. Apasionada de la moda y la belleza desde pequeña, amante empedernida de los deportes de montaña y acuáticos, coleccionista de perfumes y tacones que no aguanto más de dos canciones. No recibí la llamada de la medicina, como le hubiera gustado a mis padres, pero sí sentí la necesidad de buscar el bienestar de los demás y a eso me dedico, humildemente, con mi pluma o mi teclado, desde aquí, todos los días.

Continúa leyendo