Descubre la lucha de cuatro modelos activistas

6 minutos

Maria Borges, Liya Kebede, Emily Ratajkowski y Doutzen Kroes advirtieron que prestar su imagen a buenas causas tiene mérito, pero no tanto como liderarlas, ya sea por uno u otro motivo. este es el mejor modo en que las embajadoras de l'Oréal Paris emplean su atractivo.

María Borges

Activismo

¿Alguna vez habías reparado en las largas melenas onduladas que lucen los ángeles de Victoria's Secret? Por asombroso que parezca, hemos tenido que esperar hasta el año 2015 para ver a su primera modelo africana desfilando con cabello natural. Y aunque en el año 2001 la sudanesa Alek Wek rompió moldes dentro de la firma de lencería con sus trencitas de estilo africano, finalmente fue Maria Borges quien hizo historia gracias a sus ricitos.

Se trataba de la tercera ocasión en que esta angoleña desfilaba para  Victoria's Secret, pero la primera en hacerlo sin extensiones. Y todo, gracias a Riccardo Tisci, que días antes del show le pidió que luciera melena natural en su desfile para Givenchy, donde ejercía de director creativo por entonces. "También me lo pidió la temporada pasada, pero justo me habían contratado para protagonizar una campaña de H&M esa misma semana y no me sentía muy cómoda con el cambio", recordaba Borges. "Hay diseñadores increíbles como Riccardo Tisci (al que considero mi padrino en la industria), conscientes de que la belleza no está definida por ser una sola cosa o percibida de una manera única".

En cuanto a la posibilidad abstracta de desfilar con el cabello afro, la angoleña ha reconocido que todas las modelos experimentan resistencia por parte de las firmas. "La clave está en mantenerte fiel a ti misma y tomar decisiones significantes y genuinas", apunta la joven, que según ha confesado, no creía que Victoria's Secret fuera a permitirle desfilar sin extensiones. No obstante, Borges defiende que "la moda acepta cada vez más la individualidad y todo aquello que te haga sentir más guapa y cómoda. Creo que es algo muy positivo para todas las chicas que crecimos viendo a Naomi Campbell y todas las supermodelos negras con extensiones, porque ya no tenemos que limitarnos a ese estereotipo. Ahora puedes cambiar y ser tú misma sin que importe tu color".

Como era de esperar, su hazaña marcó un precedente. Al año siguiente, Herieth Paul y Jourdana Phillips –esta teñida de platino– desfilaron para la firma lencera con el pelo afro cortito. Por su parte, la estadounidense Alanna Arrington, que ese año había ganado las alas, lució su melena rizada natural, marcando otro hito. Borges ha llegado a decir que este look la hace "más exclusiva y apta para las pasarelas", que huyen de artificios con mayor frecuencia.

Liya Kebede

Activismo

"Cada vez que escuchas que una mujer está embarazada, te encoges un poco porque te preguntas: '¿Lo conseguirá?'", declaró Liya Kebede durante el encuentro de Women in the World celebrado el pasado año. "En lugares como Etiopía u otros países africanos, cuando una mujer está embarazada se suele decir que tiene un pie en la tumba", añadió la supermodelo, que en 2005 creó la Fundación Lemlem (lemlem.com) para acabar con esta realidad en África. ¿Su cometido? Recaudar fondos e invertir en la formación de sus profesionales sanitarios, educar en salud reproductiva y materno-infantil, mejorar sus clínicas y capacitar a las africanas para triunfar como empresarias en la industria de la moda.  

"Quiero ver prosperar a cada madre, y esto comienza con que tenga acceso a la atención sanitaria durante el embarazo y el parto", ha señalado la etíope en referencia a las casi 300.000 mujeres que mueren cada año por complicaciones evitables, gran parte de las veces, debido a la ausencia de matronas capacitadas, médicos y centros de salud cercanos. Según relataba Kebede, la mayoría de las muertes tienen lugar en África –unas 162.000 anuales– y en otras regiones en vías de desarrollo.

"Esta es una desigualdad que no podemos ignorar porque, al fallecer una madre, resulta más improbable que su familia esté sana, educada y bien empleada, lo que agrava el ciclo de pobreza. Por este motivo, la atención sanitaria maternal debe situarse en el top de la agenda social", defiende Kebede, exembajadora de Buena Voluntad de la OMS para la Salud Materna, del Recién Nacido y del Niño.
Además, cuando en 2007 descubrió que las tejedoras tradicionales de Etiopía estaban perdiendo sus empleos debido a una disminución de la demanda local de sus productos, Liya fundó la firma de moda Lemlem –'florecer', en lengua amárica–. "Empleando a estas mujeres tratamos de romper el ciclo de pobreza, al tiempo que preservamos una artesanía que estaba condenada a desaparecer y ofrecemos al mercado prendas preciosas", ha explicado la modelo al respecto.

Reconocerás los diseños de Lemlem por sus distinguidos caftanes y los estampados de rayas de aires tribales. Aprovechando que la marca atraviesa su mejor momento de éxito hasta la fecha, durante las últimas semanas el nombre de la Fundación Liya Kebede ha sido modificado por el de Fundación Lemlem. Ahora es más sencillo identificar ambos proyectos. 

Emily Ratajkowski

Activismo

"La implicación de que ser sexual es ser una inútil viene de que ser sexy significa inmiscuirse en los deseos de los hombres", escribió la actriz y modelo hace un año en una carta dirigida a Lenny Letter (la newsletter feminista creada por Lena Dunham). "Para mí, 'sexy' es un tipo de belleza, de expresión personal, algo que debe ser celebrado, algo maravillosamente femenino. ¿Por qué se entiende que el sexo es una cosa que los hombres toman de las mujeres y las mujeres abandonan?", planteaba. "Me niego a vivir en este mundo de vergüenza y disculpas silenciosas".

Un mes después, Ratajkowski subió un selfie en topless junto a Kim Kardashian. Y más tarde, posaba desnuda a lomos de un caballo en una sesión de fotos, aunque no era la primera vez que se mostraba tal y como vino al mundo... De hecho, alcanzó la fama así en el videoclip de Blurred Lines. ¡Eso sí! En todos los casos subyace una intención feminista: "Algo de la cultura pop con mujeres desnudas y hombres vestidos debería ser criticado, o al menos, inspeccionado –declaró al respecto–. Me alegro de que fuera criticado, porque me ha dado la oportunidad de decir lo que pienso sobre el feminismo en la actualidad y las mujeres en general".

Doutzen Kroes

Activismo

Cada año mueren treinta mil elefantes, uno cada quince minutos. Casi un tercio de esta población ha desaparecido durante los últimos diez años, y la holandesa no se ha quedado de brazos cruzados. Tras visitar Sumburu (Kenia) junto a sus dos hijos, se embarcó durante un año en Knot On My Planet (knotonmyplanet.org), un proyecto con el objetivo de poner fin a la crisis del marfil y la extinción de los elefantes. Diseñadores, modelos y celebridades se sumaron rápidamente a la campaña, que arrancó en redes sociales durante la semana de la moda de NY. ¿Su propósito? Alcanzar 15 millones de dólares para donarlos a la Elephant Crisis Fund. Gracias a Kroes, está siendo todo un éxito.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS