Conoce a la pareja de abuelos de una lavandería de Taiwan, que crean looks de infarto con la ropa que deja la gente olvidada en su negocio

Chang Wan-ji tiene 83 años y Hsu Sho-er 84, son los dueños de la lavandería Wanshu, en el centro de Taiwán y hace menos de un mes se han vuelto virales gracias, en parte, a su nieto y a la ropa que la gente deja olvidada en su negocio. El resultado es oro.

Pareja de abuelos Taiwán
Instagram @wantshowasyoung

El sector de las lavanderías autoservicio se ha consolidado como uno de los seguros y estables para emprender e invertir en la era post-covid. Durante la crisis sanitaria y los meses de confinamiento, las lavanderías se postularon como un servicio esencial, prioritario, y siguió atendiendo al público a pesar de las restricciones en materia de movilidad y distancia social, debido al tipo de servicio de primera necesidad que ofrece. Pero, en particular, hay una lavandería que ha levantado pasiones en los últimos días y se ha vitalizado gracias al nuevo vehículo del siglo XXI: las redes sociales. Él tiene 83 años y ella 84, se llaman Chang Wan-ji y Hsu Sho-er y regentan una lavandería llamada Wansho Laundry en Wansho, la zona centro de Taiwán, algo así como el que pone el negocio en la Plaza de Callao de Madrid. Hasta aquí todo bien, la mayoría de la gente que decide ponerse en sus manos deja ahí la ropa para lavar, secar y planchar. Ropa que vuelve luego a sus dueños, impecable y, por supuesto, más limpia que cuando la dejaron.

Abuelos lavandería Taiwan
Instagram @wantshowasyoung

Sin embargo, ya sea por despiste o porque tienen el armario saturado de ropa, muchas prendas se quedan en la lavandería a la espera de que su propietario vuelva y las recupere. O no, las prendas olvidadas pueden encontrarse en Instagram. Sí, como lo oyes, en Instagram. Esta pareja de ancianos, a su edad, se han hecho famosos en la red social, donde se definen a sí mismos como iconos de estilo y prescriptores de tendencias. ¿Quién dijo que ser influencer tiene fecha de caducidad? Ellos posan como verdaderos modelos aprovechando la ropa que la gente se deja olvidada en el tambor de la lavadora o la secadora. Blusas, camisas, pantalones, gorras, jerséis de punto visten a los propietarios del negocio, en 21 fotografías que no han dejado indiferente a nadie. El más desconcertado por la noticia es su nieto, Reef Chang: "Quedé muy sorprendido", afirmó el joven treintañero. "No tenía idea de que tantos extranjeros se interesarían en mis abuelos", según declaraciones publicadas por The New York Times.

Abuelos lavandería Taiwán
Instagram @wantshowasyoung

"No tenían nada que hacer", afirmó."Vi lo aburridos que estaban y quise alegrarles la vida". Fue a él a quien se le ocurrió la genial idea de utilizar a sus abuelos como maniquíes y crear una cuenta de Instagram para publicar el contenido. El ritmo del negocio estaba en cotas más bajas de lo esperado, debido a la pandemia. La gente dejó de llevar su ropa de forma habitual para una puesta a punto, aunque en Taiwán las medidas tomadas frente al coronavirus han resultado ser de las más eficaces del mundo. Desde que comenzó la pandemia ha reportado 425 casos, solo 6 fallecidos y únicamente un foco de infección.

Abuelos lavandería Taiwan
Instagram @wantshowasyoung

La pareja octogenaria posa como dos verdaderos supermodelos. Se complementan a la perfección. Hsu, de 84 años de edad, emula las poses de Cindy Crawford en la década de los 90. Chang, de 83, tiene ese aire desenfadado y divertido, en parte por sus cejas pobladas y su carismática sonrisa. "Sus cejas son algo muy especial, afirmó su esposa". El fondo de sus fotografías les resulta familiar. Del techo cuelga la ropa limpia, lista para que sus clientes vengan a recogerla y decenas de paquetes sobre el mostrador. La ropa que la gente se olvida sirve como pasaporte para un universo de estilo digno de una revista de moda. "Mi nieto es muy creativo. Su creatividad nos ha hecho felices, y también a otras personas", dijo Hsu.

Abuelos lavandería Taiwán
Instagram @wantshowasyoung

La pareja se ha ganado el corazón y la admiración de más de 140.000 seguidores en su cuenta: @wantshowasyoung, creada el 27 de junio. Lo cierto es que, Chang y Hsu llevan juntos más de 61 años. Una pareja tradicional que comenzó su aventura durante la represión de Taiwan, cuando estaba sometida a la Ley marcial, a las personas no se les permitía formar partidos políticos y no había derecho de reunión, ni libertad de expresión y de prensa en la isla. En la década de 1950, Chang (21 años) conoció a Hsu cuando su hermana mayor y su tía se le acercaron en Houli, un distrito rural en el norte de la ciudad de Taichung, con el objetivo de establecer nupcias gracias a un acuerdo matrimonial. “Quería que se sentara junto a mí, pero no lo hizo”, dijo. "En ese entonces las cosas eran más conservadoras y él era muy tímido", afirmó. Ahora, la lavandería Wanshu, cuyo nombre es el resultado de la fusión de los segundos caracteres del nombre de los propietarios, está abierta desde las ocho de la mañana hasta las nueve de la noche, y se ha convertido en un lugar digno de curiosear.

Sergio E. González

Sergio E. González

Cuando era pequeño una de las cosas que más me gustaba era sentarme a coser con mi abuela Mercedes, modista y patronista. Pero, con los años me olvidé del ruido de la máquina de coser y decidí que a mi lo que me gusta es contar ideas sobre moda, arte y belleza, ya sea con palabras, imágenes, con campañas de publicidad o con señales de humo… lo mío es comunicar. Pero no todo se resume a eso, también me gusta el café con hielo, los perros salchicha, la paella de mi madre y leer poemas de Lorca.

Continúa leyendo