Rania de Jordania reaparece con un vestido camisero que podrás copiar para el día a día

Un año más, la reina ha participado en la Cumbre de Economía Warwick dirigida a estudiantes universitarios de manera virtual.

No cabe ninguna duda de que Rania de Jordania es todo un icono de estilo. Un referente mundial para las mujeres de Oriente y Occidente, pero también para otras royal europeas como Kate Middleton, Letizia Ortiz, Magdalena de Suecia e incluso Meghan Markle. Una nueva generación que busca hacer de su papel institucional, un alegato a los nuevos tiempos, tiempos de cambio. Se atreve con firmas de lujo como Chanel, Saint Laurent, Dior, Valentino e incluso diseños low cost españoles de Mango y Zara, entre otros

Sus propuestas más sobrias y elegantes han conquistado tabloides y se ha convertido en un fenómeno de masas, especialmente en Instagram, donde cientos de cuentas tratan de emular su personalísimo estilo con propuestas de moda un poco más asequibles. Al igual que sus homólogas europeas, Rania ha acaparado miles de titulares en cabeceras de moda y actualidad desde que su marido, Abdalá II, ascendiese al trono. Su gasto promedio anual en ropa también ha sido motivo de debate en Jordania y en el mundo entero, el armario de la reina consorte fue de hecho el más costoso de una lista de 11 reinas y princesas, superando con un gasto de más de 267.000 euros al de Kate Middleton en 2017.

Hace casi un año, cuando la pandemia de coronavirus hizo que el mundo saltase por los aires, la agenda de la reina se congeló por completo, como el mundo entero. La consorte de Jordania llevó una cuarentena estricta, cambiando por completo su vida pública y restringiendo sus apariciones a la esfera privada. Con la tercera ola colapsando los hospitales del país oriental , Rania juega ahora su partida contra el coronavirus en solitario. Pero, a pesar de haber retomado su agenda institucional , se le ha visto en muy pocas ocasiones. La ausencia de actos públicos ha traído consigo que no podamos disfrutar de las últimas tendencias y rendirnos a sus propuestas de moda, siempre deslumbrantes.

Rania de Jordania reaparece con un vestido camisero
Instagram: @queenrania

Un año más, la reina ha participado en la Cumbre de Economía Warwick dirigida a estudiantes universitarios de manera virtual. Posterior a la reunión, su majestad ha tenido la oportunidad de charlar con Becky Anderson de la cadena CNN, donde ha mostrado su preocupación con respecto a la distribución y accesibilidad de la vacuna, y señaló que algunos países se han asegurado dosis para inocular al total de su población varias veces mientras "países de bajos ingresos solo lograrán vacunar a una décima parte de su población".

"Todos estamos en una carrera contra una pandemia, no entre nosotros", dijo la Reina. "No veo ninguna razón por la que aquellos que tienen un exceso de oferta no puedan donar su excedente a los países más pobres".

Vestido Lilya de Rania de Jordania
Cortesía de Lilya

Para la ocasión, Rania se ha enfundado un vestido confeccionado en azul marino de estilo camisero de la colección otoño/ invierno 2020 de la firma Liya.

Una etiqueta diseñada por Liya Goglidze, su creadora, nacida en Georgia y criada en Moscú y Viena. ¿Su mantra? "Una fuerte creencia en la individualidad y el amor propio, dirigida a mujeres que buscan la comodidad en su día a día con un toque femenino contemporáneo".

Un diseño de manga larga abullonada con cuello de solapa redondeada y falda con vuelo, ajustado a la figura con un cinturón de hebilla cuadrada confeccionado en el mismo tejido.

Está disponible en la página web, rebajado a 210 dólares.

Sergio E. González

Sergio E. González

Cuando era pequeño una de las cosas que más me gustaba era sentarme a coser con mi abuela Mercedes, modista y patronista. Pero, con los años me olvidé del ruido de la máquina de coser y decidí que a mi lo que me gusta es contar ideas sobre moda, arte y belleza, ya sea con palabras, imágenes, con campañas de publicidad o con señales de humo… lo mío es comunicar. Pero no todo se resume a eso, también me gusta el café con hielo, los perros salchicha, la paella de mi madre y leer poemas de Lorca.

Continúa leyendo