Rania de Jordania demuestra que este es el truco de estilo definitivo que necesitamos para combinar un vestido

Bautizado como 'Eloise', se trata de un diseño sin mangas con bajo asimétrico y ribetes en cuero vegano.

No cabe duda de que Rania de Jordania es un icono de estilo reconocido en todo el mundo. Para todas las mujeres y para una generación royal encabezada por Letizia, Kate Middleton, Sofía de Suecia, Máxima de Holanda e incluso Meghan Markle.

Su vestidor es un abanico de tendencias en el que priman marcas de lujo como Chanel, Dior, Givenchy o Valentino pero también diseños asequibles de ZARA, Massimo Dutti e incluso firmas como Roberto Verino. No se resiste a las tendencias más complejas del momento como los vestidos capa o los pantalones en clave deportiva. Incluso se atreve con diseños confeccionados en cuero como faldas o vestidos que según protocolo no son para una reina. Pero ella se atreve con todo y donde suele deslumbrar es en las grandes ocasiones con vestidos de noche. Cenas de Estado, celebraciones religiosas, alfombras rojas o incluso galas tan importantes como la del MET en el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York.

Sus propuestas más sobrias y elegantes han conquistado tabloides y se ha convertido en un fenómeno de masas, especialmente en Instagram, donde cientos de cuentas tratan de emular su personalísimo estilo con propuestas de moda un poco más asequibles. Al igual que sus homólogas europeas, Rania ha acaparado miles de titulares en cabeceras de moda y actualidad desde que su marido, Abdalá II, ascendiese al trono. Su gasto promedio anual en ropa también ha sido motivo de debate en Jordania y en el mundo entero, el armario de la reina consorte fue de hecho el más costoso de una lista de 11 reinas y princesas, superando con un gasto de más de 267.000 euros al de Kate Middleton en 2017.

Hace casi un año, cuando la pandemia de coronavirus hizo que el mundo saltase por los aires, la agenda de la reina se congeló por completo, como el mundo entero. La consorte de Jordania llevó una cuarentena estricta, cambiando por completo su vida pública y restringiendo sus apariciones a la esfera privada. Con la tercera ola colapsando los hospitales del país oriental, Rania juega ahora su partida contra el coronavirus en solitario.

Rania de Jordania caftán
Fuente: @queenrania

De hecho, ha sido este mes cuando ha retomado su agenda oficial. En uno de esos maravillosos días soleados de la capital jordana, la reina hachemita disfrutaba de un paseo junto a su marido, el rey Abdalá II y su hijo, el príncipe Hussein en el patio del palacio de Raghdan, en Amán. Una bonita estampa familiar en la que ha vuelto a demostrar que, en lo que se refiere a tendencias, nadie le hace sombra. Todo gracias a un elegante vestido con 'efecto fit' y con el uso que ha hecho de los complementos y que vamos a empezar a copiar desde ya.

Se ha enfundado un vestido confeccionado en azul marino de Stella McCartney, una de sus firmas de referencia. Bautizado como Eloise, se trata de un diseño sin mangas con bajo asimétrico y ribetes en cuero vegano. La prenda de estilo caftán se ajusta a la figura con un cinturón al tono y deja los hombros al descubierto, motivo por el que ha decidido cubrirlos con un pañuelo.

En cuanto a los complementos, Rania, firme defensora de la elegancia atemporal, se ha subido a unos salones de punta en marrón avellana que combinaban a la perfección con los ribetes de cuero del vestido. Una cartera de mano al tono y un pañuelo de Bottega Veneta cerraban un look de sobresaliente.

Sergio E. González

Sergio E. González

Cuando era pequeño una de las cosas que más me gustaba era sentarme a coser con mi abuela Mercedes, modista y patronista. Pero, con los años me olvidé del ruido de la máquina de coser y decidí que a mi lo que me gusta es contar ideas sobre moda, arte y belleza, ya sea con palabras, imágenes, con campañas de publicidad o con señales de humo… lo mío es comunicar. Pero no todo se resume a eso, también me gusta el café con hielo, los perros salchicha, la paella de mi madre y leer poemas de Lorca.

Continúa leyendo