El viaje al pasado de Britney Spears de la mano de Kenzo

Como si se tratase de un flashback, la cantante apodada como la princesa del Pop reaparece bajo los focos como imagen de la firma.

Seguro que cuando has visto esta imagen te ha invadido la nostalgia, y te ha venido a la cabeza la Britney Spears de los años 90. Pero no, aunque parezca mentira esta foto es actual. El fantasma de su pasado ha vuelto de la mano de Kenzo, convirtiéndose en la nueva imagen de la campaña. Una campaña inspirada en los años 80, donde el denim cobra protagonismo en la mayoría de sus looks. Como en los inicios de la marca. La firma liderada por Carol Him y Humbert Leon, ha querido darle un guiño al espíritu de su primera colección Kenzo Jeans, y que mejor que hacerlo con la que fue considerada la reina del pop en sus mejores años.

Y la verdad es que hace mucho tiempo que no se había vuelto a hablar de ella, se le había perdido el rastro completamente tras sus años de gloria y tras terminar su carrera rodeada de botellas de alcohol y paraguazos con los paparazzis. Y ahora, con más fuerza que nunca (y con uno que otro retoque que le ha hecho retroceder unos 15 años), Britney nos enseña su parte más sensual con esta colección titulada Memento Nº2. Los looks que nos muestra la cantante son variados, desde sudaderas estampadas hasta prendas denim muy arriesgadas que dejan al descubierto una vez más sus curvas.

Y, como era de esperar, esta colaboración no ha pasado desapercibida para nadie. Los seguidores han tardado poco en comentar las fotos que la marca (y ella) han compartido en las redes sociales, comentarios que se pueden separar entre los eternos seguidores de la princesa del pop que están deseando que su vuelta sea para quedarse, y los que critican su aspecto quinceañero. Hay que decir que la balanza se decanta por el segundo grupo.

Pero, estas mismas críticas han conseguido ponerla en boca de todos después de once años, y estas mismas críticas nos hacen preguntarnos si existe algún tipo de futuro artístico para ella que nos haga recordar aquellos años llenos de locuras donde “Baby One More Time” se convirtió en prácticamente un lema para toda una generación.

Continúa leyendo