Las camisetas feministas más conocidas de la historia tendrán su propia expos...

Más de 50 años de historia de la moda donde se muestra el poder de la prenda como una forma de expresión a lo largo del tiempo.

El Museo de Moda y Textil en Bermondsey, Londres, presentará una increíble exposición con más de 50 años de trayectoria en la moda. Más de 200 prendas que han hecho terminado haciendo historia y que han demostrado que la moda también es una forma de expresión. Y es que una simple camiseta ha desarrollado el papel de crear un diálogo entre quien la lleva y el resto del mundo. “La camiseta ha tomado un rol como significante, como una declaración de intenciones del que la lleva” explicaba Dennis Nothdruft, comisario de esta exhibición. El ejemplo más claro y actual es la camiseta de apoyo hacia el feminismo diseñada por Dior “We should all be feminists”, que se terminó convirtiendo en una de las prendas más comentadas el año pasado y que por supuesto estará expuesta.

Exposición camisetas

La diseñadora Katharine Hamnett fue una de las primeras revolucionarias en crear camisetas con lemas que tenían mucho que decir y que se convertían en una de las prendas estrellas y básicas que nunca pasarían de moda. Y es que como afirmaba la diseñadora, “Si quieres transmitir el mensaje, debes imprimirlo en letras gigantes en una camiseta”.

Por eso este Museo de Londres ha querido mostrarle al público la larga historia que hay detrás desde la primera camiseta reivindicativa hasta la última bajo el nombre “T-shirt, Culture, Subversion”. ¿Cuándo comienza? Desde el 9 de febrero al 6 de mayo se podrá ver esta exposición que estará separada en 12 secciones diferentes divididos en temas como la ética, política, ecología y feminismo en el que Katherine Hamnett tendrá mucho peso.

Vivienne Westwood también tendrá una sección para su colección privada, una mujer que según Nothdruft “desafió no sólo lo que la camiseta podía decir, sino también como podía ser construida”.

Una evolución clara de cómo la moda, y la sociedad avanza. Una exposición que merece la pena ver para reflexionar sobre que los mensajes importantes sí que tienen y tendrán trascendencia.

CONTINÚA LEYENDO